Deshágase del lipoma sin cirugía con estos 4 remedios caseros naturales

El tejido graso crece en la piel y puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Consiste en células grasas acumuladas. Es solo un problema estético que no afecta su salud en general de ninguna manera. El tejido graso se produce sin que nos demos cuenta y no produce dolor (salvo en determinados casos en los que se forma un lipoma).

Ocurre principalmente en personas mayores de 40 años, pero no es necesario que sea siempre así; también puede ocurrir en niños. La cabeza, los brazos, la espalda, el cuello y las piernas son los lugares donde más crece, pero puede ocurrir en cualquier parte.

El consejo de los médicos para nosotros es que el tejido graso debe extraerse quirúrgicamente del cuerpo.

La pequeña operación no durará más de media hora. Ofrecemos 4 recetas para la eliminación de tejido graso natural para aquellos de ustedes que no quieren elegir el camino del hospital. Estas recetas le ayudarán con su problema de tejido graso la mayor parte del tiempo.

1. Harina y miel

Esta receta ayudó a mucha gente a deshacerse de su tejido graso. Haz una mezcla de harina y miel con un grosor de 1 cm y la superficie lo suficiente para cubrir el tejido graso del que estás a punto de deshacerte. Esta mezcla no debe quedar demasiado pegajosa.

Aplíquelo sobre el tejido adiposo y cúbralo con un trozo de papel o gasa para evitar que su ropa se ensucie. Deje que permanezca en el área afectada durante 36 horas y luego reemplace la pieza vieja de la mezcla por una nueva.

Repita este procedimiento durante una semana. Después de eso, el tejido graso debe estallar y todo el supurador acumulado debe filtrarse.

2. Deja que una abeja te pique

Este método es muy sencillo. Todo lo que necesita hacer es dejar que una abeja lo pique dos veces en el área afectada y el tejido debe desaparecer en siete días. Escoge una abeja con unas pinzas y enfoca el aguijón de la abeja en el área afectada y deja que te pique. Esta picadura no duele tanto como una picadura normal.

3. Propóleo

Aplique propóleo en el área afectada durante varios días y el tejido graso desaparecerá por completo.

4. Yema y sal

Este método fue utilizado por primera vez por una mujer cuyo tejido graso había desaparecido después de 2-3 días. Mezcle una yema de huevo con 2 cucharadas de sal. Aplique esta mezcla en el área afectada y el tejido desaparecerá en 2-3 días.

error: Content is protected !!