Si usted esta teniendo dolores en los pies y pecho es deficiencia de magnesio

Uno de los compuestos que ejercen un papel muy importante en nuestro cuerpo es el magnesio, el cual es un mineral necesario para cada célula de nuestro cuerpo, tan es así que al menos la mitad del magnesio del cuerpo se encuentra dentro de las células de los tejidos y órganos del cuerpo y  la otra mitad está combinada con calcio y fósforo en los huesos, es por ello que en el especial de hoy te hablaremos de este mineral tan importante.

Vale destacar que sólo una muy pequeña cantidad de magnesio, aproximadamente el 1%, se encuentra en nuestra sangre y nuestro organismo tiene la virtud de regular el nivel de magnesio en la sangre para mantenerlo a un nivel constante. Este mineral  juega un papel vital en la formación de huesos y dientes, como también se encuentra involucrado en la transmisión de señales nerviosas y las contracciones musculares, asimismo ayuda al cuerpo a procesar la grasa y las proteínas y ejerce un papel importante en la secreción de hormonas paratiroideas.

Dentro de sus principales funciones se encuentra, la regulación de los niveles de glucosa en sangre que posteriormente serán utilizados en energía, activa las enzimas y vitaminas, mantiene la viscosidad del líquido sinovial, el cual es el encargado de reducir la fricción entre los cartílagos de las articulaciones, metaboliza los lípidos y algunos expertos aseguran que ayuda a relajar los músculos.

Como mencionamos anteriormente este mineral ejerce un papel muy importante en nuestro organismo, es por ello que cuando existe una deficiencia de este mineral en nuestro organismo, sin embargo su déficit no se suele diagnosticar, ya que no aparece reflejado en los exámenes comunes de sangre, pero se puede diagnosticar evaluando detalladamente los síntomas que se presentan cuando este falta.

Los síntomas que se presentan cuando existe deficiencia de este mineral van desde: degeneración de los cartílagos y aparición de enfermedades como la artrosis y dolores articulares, molestias musculares como rampas, contracturas, hormigueos, entumecimiento, temblores, taquicardias, ritmos anormales del corazón y espasmos coronarios, hipertensión arterial, dolores de cabeza y tensional, vértigos, espasmos en los párpados, en el esófago, en el estómago o el intestino, hormigueo alrededor de la boca, fotofobia, dificultad para adaptarse a la luz, cansancio por la mañana al despertar, fatiga, debilidad, pérdida de apetito, náuseas y vómitos y mucho más.

Pero lo importante es saber que existen alimentos que te pueden ayudar a recuperar los niveles de magnesio en tu cuerpo y eliminar los síntomas antes descritos, añádelos a tu dieta diaria t ve como tu cuerpo cambia, estos alimentos son: cacao, frutos secos, germen de trigo y levadura de cerveza, garbanzos y judías, espinaca, remolacha, albaricoque o los dátiles frescos.

error: Content is protected !!