Prepara helado de chocolate casero con solo tres ingredientes

Es época de calor, estamos todo el día en casa, hay tiempo para aprender a preparar cualquier tipo de platillo, entonces ¿por qué no intentar un clásico helado de chocolate que a todo la familia podría encantarle? Además, qué mejor que solo se requieran tres ingredientes y las herramientas básicas de la cocina para prepararlo.

Nada sube el animo y nos hace liberar serotonina y endorfinas como lo hace el chocolate, podría decir incluso que este delicioso producto, postre, ingrediente, o como lo quieran llamar, puede ser un gran aliado durante esta cuarentena ya que el consumirlo nos ayuda a combatir la depresión.

Claro, no es recomendable comerlo todos los días todo el tiempo, principalmente por su alto contenido de azúcar y grasa que puede hacernos subir de peso, tener acné y otras cuantas desventajas, sin embargo, su consumo de forma no ta regular trae buenos beneficios para todas y todos, desde los más pequeños hasta los más grandes.

También, existen diversas formas de disfrutar del chocolate, ya sea solo, en pasteles, bebidas frías o calientes y por supuesto, helado que, por si no lo sabías, es muy fácil de hacer desde casa.

Te comparto a continuación una increíble y sencilla receta para preparar tu helado de chocolate casero. Yo quise agregar chocolate abuelita al mío por que me agrada bastante su sabor pero podrías tratar con cualquier otro tipo de chocolate en polvo.

Los ingredientes que necesitarás son:

  • Dos cucharadas grandes o 15 gramos de chocolate abuelita (o de tu elección) en polvo.
  • Poco más de media taza o 200 ml de crema para batir.
  • Media taza o 125 ml de leche condensada o lechera.
  • Se puede agregar media cucharada de extracto de vainilla si lo deseas.

Pasos:

  1. Deja la crema para batir al refrigerador hasta que este bien fría.
  2. En lo que enfría la crema, vierte en un recipiente la leche condensada y agrega el chocolate en polvo. Bate bien hasta que se mezclen por completo.
  3. Retira tu crema para batir del refri y procede a batirla con una batidora eléctrica. Es importante que tanto la crema, como el recipiente donde la viertas, y las varillas de la batidora, estén bien frías también.
  4. Una vez que la crema para batir tenga una consistencia espumosa o de nata, agrega la mezcla del chocolate con la leche condensada y ayúdate con una pala de cocina haciendo suaves movimientos envolventes hasta que los tres ingredientes queden integrados.
  5. Una vez listo se vierte en un molde, de preferencia de metal como el que vemos en las heladerías, si no, no te preocupes cualquier otro tipo de recipiente hará el trabajo.
  6. Cubre con egapack y refrigera por al menos 6 horas o puedes esperar hasta el día siguiente.
error: Content is protected !!