Los síntomas que puedes sufrir si tienes un problema en tus riñones

Nuestro cuerpo es como una máquina donde cada órgano es una pieza que cumple una función muy específica. Por lo tanto cuando una de las piezas comienza a fallar, esto afecta a todas las demás y se comienza a alterar el proceso.

En este caso los riñones son los organos del cuerpo que se encargan de filtrar la sangre, eliminar las toxinas del cuerpo, desechar los líquidos innecesarios.

También influyen en el proceso de mantener una buena presión arterial, en el proceso de producción de electrolitos y contribuyen a la salud de los huesos.

Por este motivo, cuando el proceso renal habitual se ve afectado, comienzan a mostrarse señales en el cuerpo a causa de la afección que se padece en estos organos. Entonces, es bueno saber cuales son estos síntomas para tomar las medidas adecuadas y tratar el problema.

Los síntomas que puedes sufrir si tienes un problema en tus riñones

Aquí te dejaremos una lista de los síntomas más comunes que se muestran en nuestro cuerpo cuando nuestros riñones no están en óptimo estado.

  • Dolor en la espalda. Cuando se trata de un problema por cálculos renales o una infección en los riñones, el síntoma más común es sentir dolor en el área donde se encuentran estos órganos.
  • Erupción en la piel. Debido a la acumulación de toxinas en el cuerpo, se pueden originar erupciones en la piel, protuberancias rojizas que producen picor y que no son aliviadas por los tratamientos de la piel, ya que el problema es interno.
  • Hinchazón. Cuando los riñones no funcionan bien, nuestro cuerpo tiende a acumular líquidos, y por este motivo puede que notemos que tenemos las extremidades, la cara o las articulaciones hinchadas.
  • Fatiga. Por la falta de glóbulos rojos en la sangre, se disminuye el paso de oxígeno al cuerpo, lo cual produce la sensación de cansancio y fatiga.
  • Orina. Los síntomas más evidentes son los que se notan en la orina, esta puede cambiar a un color más claro o más oscuro, también se ve afectada la cantidad, se puede orinar muy poco o una cantidad muy excesiva.

Si notas que alguno de estos síntomas es recurrente en tu cuerpo, puedes comenzar a sospechar que se trata de un problema renal. En este caso es recomendable que te hagas los examenes correspondientes y trates ese problema lo más rápido posible.

error: Content is protected !!