Incienso: los asombrosos usos de este antiguo aceite esencial para el cáncer, la ansiedad y la artritis

Desde la antigüedad, el aceite de incienso se ha utilizado como remedio popular para tratar diferentes tipos de dolencias. Este aceite ofrece potentes propiedades antisépticas, antineuróticas, expectorantes y anticancerígenas.

Como un potente agente antiinflamatorio, el aceite de incienso puede combatir casi todos los tipos de enfermedades; la inflamación es la principal causa de casi todas las enfermedades.

Entonces, descubramos más sobre los increíbles efectos de este aceite.

5 usos del aceite de incienso que pueden mejorar tu salud

1. Alivia el dolor artrítico

Como dijimos antes, el aceite de incienso ofrece potentes propiedades antiinflamatorias que pueden inhibir la producción de las principales moléculas inflamatorias relacionadas con afecciones como la artritis.

Además, previene eficazmente la degradación del tejido cartilaginoso.

Según estudios, el aceite de incienso contiene ácidos boswélicos que pueden proporcionar resultados sorprendentes, sin los efectos secundarios que no es el caso de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) que pueden causar efectos secundarios como daño gastrointestinal, daño articular acelerado, y mayor riesgo de insuficiencia cardíaca.

En otras palabras, olvídese de los peligrosos AINE e intente utilizar remedios naturales. El aceite de incienso te ayuda a aliviar los síntomas de la artritis.

Simplemente aplique 2-3 gotas tópicamente en el área dolorida. Si tu piel es sensible, asegúrate de diluir el aceite con un poco de aceite portador como el coco y luego aplícalo en tu piel.

Para aliviar los dolores musculares y articulares, agregue de 5 a 10 gotas de incienso a un baño tibio.

2. Equilibra los niveles hormonales

El aceite de incienso tiene la capacidad de equilibrar los niveles hormonales. Lo hace reduciendo las hormonas relacionadas con la menstruación y la menopausia.

Además, alivia dolores de cabeza, ansiedad, dolores, calambres, fatiga, cambios de humor, náuseas y estreñimiento.

Este increíble aceite regula la producción de estrógenos. Es muy beneficioso para reducir el riesgo de desarrollo de tumores o quistes en mujeres premenopáusicas.

3. Alivia las molestias gastrointestinales

Este aceite alivia las molestias digestivas como el estreñimiento, el síndrome del intestino irritable, los gases y los dolores de estómago.

El European Journal of Medical Research publicó un estudio que mostró que tomar 350 miligramos de aceite de incienso 3 veces al día durante 6 semanas puede inducir eficazmente la remisión de los síntomas de la colitis ulcerosa.

Los expertos creen que los efectos del incienso son similares a los de la sulfasalazina, un fármaco químico utilizado en el tratamiento de la enfermedad del intestino irritable.

El aceite de incienso también acelera la digestión de los alimentos y mejora la función de todo el sistema digestivo.

4. Apoya el sistema respiratorio

El aceite de incienso se ha utilizado en la medicina tradicional en inhalaciones de vapor, baños y masajes para tratar afecciones respiratorias, como asma, bronquitis y tos.

Un estudio examinó los efectos del incienso en pacientes con asma bronquial crónica. Se les dio 300 miligramos de incienso 3 veces al día durante un período de 6 semanas.

El 70% de los pacientes experimentaron una mejora significativa en los síntomas físicos del asma, incluida la cantidad de ataques, dificultad para respirar y silbidos pulmonares.

En consecuencia, los investigadores descubrieron que este aceite desempeñaba un papel importante en el tratamiento del asma bronquial.

5. Sirve como producto de higiene bucal natural.

El aceite de incienso actúa como agente antiséptico, por lo que es perfecto para mantener la higiene bucal. Puede agregar incienso a su pasta de dientes o frotar 1-2 gotas en las encías.

Esto evitará problemas de salud dental como mal aliento, caries, caries e infecciones bucales.

Debido a sus poderosas propiedades antiinflamatorias, el incienso es muy eficaz contra la gingivitis inducida por placa, una enfermedad de las encías que provoca hinchazón, irritación y enrojecimiento.

6. Ayuda a combatir el cáncer y hacer frente a los efectos secundarios de la quimioterapia.

El aceite de incienso tiene la capacidad de combatir las células cancerosas. Es muy eficaz contra el cáncer de cerebro, mama, colon, próstata, páncreas y estómago.

Según los estudios, el aceite de incienso puede activar genes responsables de la supresión del crecimiento celular, la detención del ciclo celular y la apoptosis (muerte celular) en las células cancerosas.

Este aceite tiene la capacidad de distinguir las células cancerosas de las normales. Mantiene a raya la inflamación, estimula el sistema inmunológico y provoca la proliferación de glóbulos blancos, combatiendo así el cáncer y reduciendo sus síntomas.

El aceite de incienso también puede ayudarlo a combatir infecciones, mejorar la ansiedad y curar problemas de la piel como cicatrices y acné.

Nota: Para obtener los máximos beneficios, asegúrese de utilizar un grado terapéutico 100% puro y una forma comprada de una empresa de confianza.

error: Content is protected !!