Estos 5 poderosos remedios caseros lo ayudarán a deshacerse del dolor en las articulaciones en cuestión de días

Las articulaciones actúan como tejidos conectivos que permiten que nuestro cuerpo se mueva y funcione como un todo. Las lesiones y la presión fuerte afectan su función y provocan un dolor articular insoportable. Algunas personas creen que el dolor en las articulaciones es un signo de envejecimiento, pero eso es absolutamente incorrecto.

Los expertos en salud determinan varios factores que desencadenan el dolor articular, incluidos traumatismos, levantar objetos pesados, fracturas, artritis y dolencias similares. El dolor articular se puede tratar de diferentes formas, pero los tratamientos naturales son la mejor alternativa.

Te damos una lista de los remedios caseros más eficaces que puedes utilizar para aliviar el dolor articular.

Fenogreco

Proporciona un fuerte efecto antioxidante y antiinflamatorio. La mayoría de ustedes estaría de acuerdo en que es muy eficaz en el tratamiento de la artritis.

A continuación, se muestra una forma sencilla de utilizarlo:

Tome una cucharadita de semillas de fenogreco molidas y beba un vaso de agua tibia. Para obtener resultados óptimos, coma las semillas todas las mañanas. Remojar las semillas durante la noche y tomarlas por la mañana también es una buena opción para quienes tienen dificultades para tragarlas.

Zanahorias

Los chinos han usado zanahorias durante siglos. Es la verdura más saludable que les ayuda a desarrollar articulaciones fuertes. Las zanahorias rejuvenecen los ligamentos y alivian el dolor articular. Puedes usar zanahorias para hacer un remedio fácil. A continuación, se ofrecen algunos consejos útiles:

Ralla una zanahoria fresca. Exprima un limón y agréguelo a la zanahoria. Puedes comer tus zanahorias crudas o al vapor.

Té de cúrcuma y jengibre

Ambos tienen potentes propiedades antiinflamatorias, que los hacen beneficiosos en el tratamiento de la artritis y el dolor articular. La cúrcuma disminuye las enzimas que desencadenan la inflamación.

A continuación se explica cómo hacer cúrcuma y jengibre súper curativos:

Hierva 2 tazas de agua y agregue media cucharadita de cada polvo. Deje que su té hierva a fuego lento durante otros 10-15 minutos. Colar el líquido y endulzarlo con un poco de miel. Beba su té dos veces al día hasta que desaparezca el dolor.

sal de Epsom

Es abundante en magnesio lo que lo hace ideal para el tratamiento del dolor articular.

Disfrute de un agradable baño de sal de Epsom:

Revuelva media taza de sal de Epsom en un recipiente grande lleno de agua caliente. Remoja tus articulaciones y deja que la sal haga su trabajo. Si le resulta imposible remojar las articulaciones afectadas, siempre puede darse un capricho en un baño de sal de Epsom caliente. En este caso necesitas 2 tazas de sal.

Cebollas

Tienen las mismas propiedades que cualquier remedio mencionado anteriormente. Las cebollas son ricas en compuestos de azufre que inhiben el crecimiento de enzimas que causan dolor en las articulaciones. Según las últimas investigaciones, su efecto analgésico actúa como morfina. Coma más cebollas para darle a sus comidas un impulso picante y deshacerse del dolor en las articulaciones para siempre.

error: Content is protected !!