¡Esta bebida está llena de químicos que causa cáncer y puede destruir sus huesos!

Aunque todos saben que beber refrescos tiene muchos riesgos para la salud, las personas continúan consumiendo la bebida llena de azúcar. ¿Sabía que se venden más de 75 mil millones de dólares en refrescos cada año? Esto condujo a un mayor riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas, caries, etc.

¿Te preguntas si tomar esa lata de refresco? Aquí hay algunas razones por las que no deberías.

1. La gaseosa causa aumento de grasa

Beber refrescos no dietéticos puede conducir a un aumento de la acumulación de grasa alrededor de los músculos esqueléticos y el hígado. Esto lleva a la diabetes. Un estudio danés muestra que las personas que bebieron refrescos ordinarios, todos los días durante 6 meses, tuvieron un aumento de la grasa del hígado, la grasa de los triglicéridos en la sangre, la grasa del esqueleto y el colesterol.

2. Los refrescos pueden causar osteoporosis

Todas las gaseosas, regulares y dietéticas, contienen ácido fosfórico o fosfatos, compuestos que mejoran la vida útil de las gaseosas. Demasiado ácido fosfórico puede causar pérdida muscular, problemas renales, osteoporosis y puede acelerar el proceso de envejecimiento. También puede causar pérdida ósea, mientras que la cafeína puede interferir con la absorción de calcio. Beber demasiado refresco puede disminuir la densidad ósea y aumentar el riesgo de contraer osteoporosis.

3. La soda contiene aditivos cancerígenos

Muchas gaseosas contienen colorantes artificiales de caramelo. Este colorante contiene 2 compuestos que se sabe que causan cáncer en animales. Una investigación muestra que solo 16 microgramos de estos compuestos son suficientes para la amenaza del cáncer. La parte impactante es que una botella de cola contiene 200 microgramos.

4. Las gaseosas pueden causar caries en los dientes

Los niños y adultos que beben demasiado refresco se llaman “Mountain Dew Mouth”. Este nombre fue inventado por dentistas que explican que las personas que consumen muchos refrescos terminan con una boca llena de dientes en descomposición. La soda contiene ácido cítrico que erosiona el esmalte, que en realidad es el núcleo del diente.

5. Beber refrescos puede provocar muchas enfermedades

Resistencia a la insulina: el  exceso de azúcar puede hacer que sus células se vuelvan resistentes a los efectos de la insulina.

Enfermedad del hígado graso no alcohólico: el  consumo de refrescos, que contiene mucha fructosa, puede sobrecargar el hígado y convertir la fructosa en grasa. La grasa permanece en el hígado y causa una enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Enfermedad cardíaca: el  consumo de bebidas que contienen demasiada azúcar puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular. Solo una bebida por día puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco en un 20%.

Demencia: los  investigadores han encontrado un vínculo entre la demencia y un aumento en el azúcar en la sangre. El consumo de muchas bebidas azucaradas deteriora su memoria, lo que eventualmente puede conducir al Alzheimer.

Diabetes tipo 2:  beber una lata de refresco por día puede aumentar el riesgo de contraer diabetes tipo 2.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x