¿Cómo sacar las semillas de la fresa y germinarlas en casa?

Si quieres cultivar fresa en casa, antes debes aprender cómo sacar las semillas de la fruta correctamente para después poder germinarlas y así sembrarlas en una maceta o en tu jardín para más tarde obtener una hermosa planta.

Anteriormente habíamos explicado cómo cultivar correctamente la planta de la fresa paso a paso, pero en esta ocasión, nos enfocaremos exclusivamente en la extracción de las semillas y el germinado.

Para poder sacar las semillas de la fresa existen diferentes métodos, pero hoy te compartimos tres de los más sencillos con los que fácilmente podrás extraerlas para después colocarlas en un pequeño recipiente con tierra o sobre una servilleta húmeda para germinarlas.

Es realmente sencillo, así que no pierdas la oportunidad de ponerlos en práctica para después obtener tu hermosa plantita que te dará ricos frutos desde la comodidad de tu hogar. Esto es lo que debes hacer…

Truco #1

El primer truco es quizá el más meticuloso, pero no por eso deja de ser sencillo:

  1. Lo primero que tienes que hacer es tomar una o dos fresas maduras pero que estén firmes, rojas y brillosas, más no aguadas o de un color oscuro.
  2. Después con ayuda de un palillo, pinzas quirúrgicas o para depilar, retirar cada semilla, una por una con cuidado de no apachurrarlas ya que de lo contrario, no germinarán.
  3. Finalmente enjuágalas y listo, ya las puedes germinar.

Truco #2

Debido a su practicidad, este método para sacar las semillas de la fresa es de los más utilizados por aquellos que buscan cultivar:

  1. Lo que tienes que hacer es elegir un par de fresas maduras en buen estado, igual a las del truco número uno.
  2. Posteriormente tomar un cuchillo o una navaja afilada que de preferencia sea delgada para después rebanar la piel de la fresa con todo y las semillas. Es decir debes quitar la capa superficial a la fruta pero procurando que salga con todo y semillitas.
  3. Por último, colócalas directamente en una maceta con tierra para empezar a germinarlas. Debes enterrarlas pero bajo una capa muy delgadita.
  4. Truco #3

    Este último método o truco es el más sencillo y rápido de todos, además de delicioso:

    1. Para este truco solo debes preparar un rico licuado de fresa ya sea con leche o agua.
    2. Lo ideal es escoger las fresas que estén en mejor estado, lavarlas y desinfectarlas correctamente para después preparar tu bebida de manera habitual en la licuadora.
    3. Sirve el licuado pero con cuidado de no vaciar las semillas que quedan al fondo ya que estas son las que ocuparás para germinarlas.
    4. Una vez que tengas estas semillitas, enjuágalas sobre un colador para retirar la leche y azúcar y listo, ya las puedes germinar en un pequeño recipiente con tierra o sobre una servilleta húmeda.
    5. Solo recuerda que este método puede moler algunas de las semillas así que procura recolectar las más que puedas.

    ¿Te encantan las fresas? Aprende cómo almacenarlas correctamente para conservarlas frescas y en buen estado por mucho más tiempo.

error: Content is protected !!