Cómo curar la gingivitis con cúrcuma, aceite de coco, bicarbonato de sodio o limones (no se requiere dentista)

La gingivitis es una inflamación de las encías provocada por una infección bacteriana y requiere tratamiento inmediato. Se caracteriza por encías retraídas, hinchadas y sangrantes.

Dado que la gingivitis es una afección tratable, puede utilizar algunos remedios naturales para aliviar los síntomas y mejorar su salud bucal. Te damos las alternativas más potentes:

Sal

Prepara una solución salina y agítala en tu boca. Esto destruirá las bacterias responsables de la infección y equilibrará el valor del pH en la boca. La sal también reduce la incómoda hinchazón.

Ingredientes:

  • ½ cucharadita de sal
  • una taza de agua tibia / aceite de mostaza

Usar:

Revuelva la sal en una taza de agua tibia y úsela 2-3 veces al día. También puede combinar sal y aceite de mostaza en una mezcla pastosa y aplicarlo en las encías. Dejar actuar durante 3 minutos y enjuagar bien. Para obtener resultados óptimos, realice el tratamiento 3 veces al día.

Bicarbonato de sodio

Es un ingrediente común en todos los hogares y además brinda algunos beneficios brillantes. Úselo para alcalinizar su cavidad bucal.

Ingredientes:

  • 1-2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 1-2 tazas de agua tibia

Usar:

Agite el líquido durante 10 minutos y escúpelo. Enjuague bien con agua tibia.

Jugo de limon

La vitamina C en el jugo de limón tiene un fuerte potencial antiinflamatorio, que funciona muy bien en el tratamiento de la inflamación inducida por gingivitis.

Ingredientes:

  • Jugo de 1 limón
  • una taza de agua tibia

Usar:

Enjuágate la boca todos los días con la solución cítrica para eliminar las bacterias y tratar la gingivitis.

Aloe vera

Sus fuertes propiedades antibacterianas y antiinflamatorias serán de gran ayuda en el tratamiento de la gingivitis.

Ingredientes:

Gel de aloe vera

Usar:

Exprime el gel de unas pocas hojas de aloe vera y frótalo con cuidado sobre las encías. Esto reducirá cualquier hinchazón e inflamación.

Aceite de clavo

Es uno de los remedios más populares para las infecciones bucales y los dolores de muelas. La gente ha utilizado sus beneficios durante siglos. El aceite de clavo tiene un gran potencial antibacteriano y antiinflamatorio, así que úselo en su lucha contra la gingivitis.

Ingredientes:

  • 3-5 gotas de aceite de clavo
  • cotonetes

Usar:

Sumerja un hisopo de algodón en el aceite y manténgalo sobre las encías hinchadas durante 2 minutos. También puede masticar un diente todos los días para prevenir la gingivitis y aliviar una inflamación ya existente.

Cúrcuma

La curcumina, el ingrediente activo de la cúrcuma, le da a esta especia su potencial antiinflamatorio. Esto es ideal para diversas afecciones inflamatorias, incluida la gingivitis.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de cúrcuma
  • 8 cucharadas de neem en polvo
  • ¼ de cucharadita de alumbre en polvo
  • ¼ de cucharadita de sal

Preparación:

Combine los ingredientes en un tazón y revuelva hasta que estén bien combinados. Mantenga la mezcla resultante en un recipiente hermético. Frote una pequeña cantidad en las encías inflamadas y déjela actuar durante 15 minutos, luego enjuague bien. Para obtener resultados óptimos, realice el tratamiento dos veces al día.

Hojas de guayaba

Ingredientes:

  • 5 hojas de guayaba
  • 2 tazas de agua

Preparación:

Hierva el agua y agregue las hojas. Encienda el fuego a fuego lento y cocine a fuego lento hasta que el líquido se evapore un poco. Déjelo enfriar a temperatura ambiente. Cuela y usa el remedio para enjuagarte la boca, preferiblemente 2-3 veces al día.

También puede masticar algunas hojas de guayaba durante varios minutos o triturarlas y agregar suficiente agua para obtener una mezcla pastosa. Úselo en sus encías inflamadas.

sabio

La salvia y la menta también alivian los síntomas de la gingivitis. Ambos tienen un fuerte potencial antimicrobiano y antiinflamatorio, lo que alivia los síntomas existentes y elimina las bacterias peligrosas.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de salvia o menta
  • 1 taza de agua

Usar:

Hierva el agua y agregue las hierbas. Encienda el fuego a fuego lento y cocine a fuego lento durante otros 10 minutos. Deje enfriar el líquido a temperatura ambiente y cuele. Úselo para enjuagarse la boca dos veces al día.

A continuación, se ofrecen algunos consejos útiles sobre cómo prevenir la gingivitis:

  • Cepille sus dientes con regularidad, preferiblemente dos veces al día.
  • No te olvides de usar hilo dental
  • Acude a tu dentista para tu chequeo regular
  • Deja de fumar
  • Considere aumentar su ingesta de vitamina C
  • Compre un cepillo de dientes nuevo cada dos meses
  • Cortar el azúcar
error: Content is protected !!