Cómo aumentar el recuento de plaquetas de forma natural

¿Tiene un recuento de plaquetas bajo y está buscando una forma natural de aumentarlo? ¡No creerás lo fácil que puedes hacer esto!
Hoy, revelaremos algunos remedios naturales y alimentos que ayudarán a reconstruir la sangre y aumentar el recuento de plaquetas.

¡Sigue leyendo y descubre más!

El recuento de plaquetas por debajo de 150.000 por microlitro es peligroso

La infección aguda, los virus como la varicela, la rubéola, las paperas o el virus de Epstein-Barr, y las enfermedades autoinmunes como la trombocitopenia inmunitaria pueden hacer que disminuya el recuento de plaquetas en la sangre de su cuerpo.

Además, puede disminuir como resultado de ciertos medicamentos como diuréticos o medicamentos de venta libre como aspirina e ibuprofeno.

Por lo general, una plaqueta normal sana está en la región de 150 000 a 450 000 plaquetas por microlitro. El recuento de plaquetas por debajo de 150.000 plaquetas por microlitro es bajo.

Este es un problema grave que debe tratarse de inmediato porque puede experimentar sangrado espontáneo que puede poner en peligro la vida.

– Jugo de hoja de papaya: una forma amarga pero eficaz de aumentar el recuento de plaquetas

Durante muchos años, el jugo de hoja de papaya se ha utilizado en la medicina popular para tratar el recuento bajo de plaquetas en sangre. Para aumentar su recuento de plaquetas, debe consumir 2 cucharadas de jugo de papaya, dos veces al día.

Aunque esto aún no está científicamente probado, el extracto de hoja de papaya ofrece resultados prometedores. Puede aumentar significativamente el recuento de glóbulos rojos y plaquetas.

– Hojas verdes: vitamina K para una mejor coagulación y un mayor recuento de plaquetas

Se sabe que la vitamina K es muy útil para las personas con trastorno de plaquetas bajas.

De hecho, un estudio que incluyó a personas con trastorno plaquetario mostró que el 27% de las personas que usaron vitamina K en su tratamiento experimentaron mejoras significativas en comparación con las otras personas del grupo.

Además, la vitamina K ayudó a reducir los síntomas de hemorragia. Los alimentos ricos en vitamina K que debe incorporar en su dieta incluyen hojas de nabo o col rizada (media taza de estas verduras tiene 425 mc y 550 mcg de vitamina K.

Media taza de espinaca tiene 444 mcg de esta vitamina, mientras que las hojas de berza y ​​remolacha tienen 530 y 350 mcg en el mismo tamaño de porción. Puedes agregarlos a tus batidos, ensaladas o incluso sopas.

– Alimentos ricos en vitamina C: para contrarrestar el daño de los radicales libres a las plaquetas

Las personas con bajo recuento de plaquetas deben prestar especial atención a su ingesta diaria de vitamina C. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen frutas cítricas como limones y naranjas, tomates, pimientos y espinacas.

Son ricas en antioxidantes que pueden combatir el daño causado por los radicales libres. Se ha demostrado que el 35% de las personas con trastornos plaquetarios que usaron vitamina C obtuvieron excelentes resultados.

Un estudio que incluyó a una mujer con púrpura trombocitopénica idiopática crónica (una condición caracterizada por plaquetas en sangre muy bajas en el cuerpo) mostró que el uso de vitamina C durante 4 meses provocó que las plaquetas aumentaran a 20 x 10 (4) / microlitros.

– Alimentos ricos en vitamina B12: para superar la trombocitopenia por deficiencia de B12

La deficiencia de vitamina B12 se ha relacionado con un recuento bajo de plaquetas. Por lo tanto, para tratar esta deficiencia, debe incluir más alimentos ricos en B12 en su dieta diaria.

Intente incluir mariscos como almejas e hígado. Otras buenas fuentes de vitamina B12 incluyen queso, huevos, leche, cereales fortificados, salmón, trucha y aves.

– Amla o grosella espinosa india: remedio antioxidante ayurvédico

La grosella espinosa india o también conocida como Amla es un remedio popular que se ha utilizado en la medicina ayurvédica. Un potente antioxidante, contiene vitamina C que es extremadamente beneficiosa para el sistema inmunológico.

Según un estudio en animales, las ratas a las que se les administró el extracto acuoso de grosella espinosa india durante una semana experimentaron un aumento en sus recuentos de plaquetas.

Se recomienda comer grosella espinosa (3-4) por la mañana, antes del desayuno. Además, puede tener 2 cucharadas de su jugo combinado con miel, 2-3 veces al día.

– Sol: para aumentar la producción de vitamina D y plaquetas

La vitamina D es esencial para mantener la función adecuada de ciertas células madre en la médula ósea que desempeñan un papel importante en la producción de plaquetas.

Cuando se expone a la luz solar, nuestro cuerpo produce esta vitamina de forma natural. Además, los alimentos ricos en vitamina D incluyen pescado graso, yemas de huevo, cereales, jugo, leche fortificada e hígado. Por lo tanto, incluya estos alimentos en su dieta y pase tiempo al sol.

– Wheatgrass: clorofila para ayudar a limpiar y formar sangre

El pasto de trigo es una excelente fuente de clorofila que se parece mucho a la de las moléculas de hemoglobina.

Según un estudio, el pasto de trigo puede aumentar el recuento de plaquetas y provocar un aumento en los recuentos de glóbulos rojos y blancos y los niveles de hemoglobina.

Para estimular su sistema inmunológico y mejorar su recuento de plaquetas en sangre, simplemente beba jugo fresco de pasto de trigo todos los días.

Ejercicio leve: para estimular la circulación y ayudar a la producción de plaquetas

El ejercicio regular no solo fortalecerá su cuerpo y quemará calorías, sino que también mejorará su circulación sanguínea y su sistema inmunológico.

De esta forma, aumentará la producción de plaquetas. Si tiene un recuento de plaquetas bajo, asegúrese de consultar a su médico y caminar y estirarse suavemente.

En realidad, si su recuento de plaquetas es inferior a 15.000, no debe hacer ejercicio sin el permiso de su médico porque el ejercicio intenso puede provocarle hemorragias y puede ser muy perjudicial para su salud.

Si tiene un recuento de plaquetas superior a 20.000, ¡debería intentar caminar rápidamente y hacer ejercicio con bandas de resistencia!

– Prohibición del alcohol: para mantenerse hidratado y generar sangre

Si quieres consumir alcohol pero tienes un recuento de plaquetas bajo, debes evitar su consumo por un tiempo.

El alcohol interfiere con la producción de plaquetas, por lo que el consumo excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de un recuento bajo de plaquetas. Los glóbulos rojos producidos pueden ser defectuosos, lo que lleva a su destrucción prematura.

error: Content is protected !!