Cinco antibióticos potentes que no requieren receta médica

Hoy en día, se dice que los antibióticos son los medicamentos más recetados. Aunque muchas personas los usan constantemente, esto no significa que sean completamente seguros. Su uso constante puede provocar problemas digestivos y de otro tipo y debilitar su inmunidad natural. En otras palabras, pueden producir efectos a corto plazo, pero a largo plazo, solo pueden poner en peligro su salud.

Lo que estoy tratando de decir es que con todos los antibióticos que nos dio la naturaleza, ¿por qué seguimos usando esos antibióticos dañinos que pueden hacer más mal que bien?

Para ello contamos con 5 potentes antibióticos naturales. ¡Échales un vistazo!

1. Ajo

¡El ajo es definitivamente uno de los alimentos más saludables de todos los tiempos! Posee potentes propiedades antifúngicas y antibacterianas y tiene la capacidad de tratar incluso infecciones graves.

Durante milenios, el ajo se ha utilizado como un remedio natural eficaz. El ajo contiene antioxidantes que combaten los radicales libres en el cuerpo y pueden destruir las bacterias. El compuesto activo del ajo se llama alicina.

Este compuesto es capaz de vencer a cualquier tipo de bacteria. Para obtener los máximos beneficios, conviene triturar un diente de ajo y dejarlo durante 15 minutos. Luego, puedes consumirlo o agregarlo a tus comidas.

2. Plata coloidal

Durante siglos, la plata coloidal se ha utilizado debido a sus potentes propiedades antibióticas y su capacidad para matar incluso a los patógenos más letales.

Alfred Searle, el director de los productos farmacéuticos de Searle, afirma que la plata coloidal puede matar bacterias sin causar efectos tóxicos. Según estudios recientes, esta afirmación es completamente cierta. Puede destruir la gripe, MRSA, SARS y la gripe aviar.

3. Aceite de orégano

El orégano es un potente agente antibacteriano. También tiene propiedades antifúngicas y antivirales. Muchos expertos afirman que puede proporcionar mejores resultados que los antibióticos convencionales.

Esto se debe a que el aceite de orégano contiene carvacrol, un poderoso compuesto antibacteriano.

4. Equinácea

La equinácea es extremadamente eficaz para tratar diversas infecciones. Se ha utilizado para combatir el envenenamiento de la sangre, prevenir infecciones en heridas abiertas y tratar otros problemas causados ​​por bacterias.

Hoy en día, la equinácea se usa para combatir la gripe y los resfriados, así como contra infecciones peligrosas como el estafilococo.

5. Miel de manuka

La miel de Manuka es definitivamente el mejor tipo de miel. Cuando se aplica tópicamente, esta miel puede destruir cualquier tipo de bacteria. Debemos mencionar que las bacterias tratadas no desarrollarán resistencia.

Bueno, es obvio que la naturaleza nos dio una gran cantidad de opciones antibacterianas que pueden funcionar incluso mejor que los antibióticos. No dudes en probar estos remedios naturales y créeme, ¡te despedirás de la gripe o de la infección bacteriana!

error: Content is protected !!