5 consejos para ayudar al cuidado de la salud bucal de su hijo

El cuidado responsable de la salud bucal es importante para todos y comienza a una edad temprana. No hay mejor influencia en el cuidado de la salud que el propio entorno, haciendo que un enfoque positivo de la higiene dental y oral sea una parte importante de una relación familiar en el hogar a través de reglas y rutinas. Pero mantenerse al tanto del enfoque de su hijo con respecto a sus dientes y su atención médica puede ser difícil en un entorno cotidiano agitado. Puede ayudar a promover el cuidado de la salud con sus hijos con estos cinco atractivos consejos, preparándolos para el mejor comienzo posible en la vida.

  1. Comience temprano

El cuidado dental en realidad comienza antes de que su bebé tenga su primer diente visible. Los dientes se desarrollan durante el embarazo, con 20 dientes primarios ubicados en la mandíbula pero escondidos debajo de las encías. Para limpiar la boca de su pequeño, use suavemente una toallita húmeda para limpiar las encías de su bebé y eliminar cualquier bacteria. Luego debe usar un cepillo de dientes infantil y un poco de pasta dental con flúor (puede encontrar marcas para niños). En términos generales, puede comenzar a enseñar a su hijo a escupir después de cepillarse alrededor de los 2 años de edad, y los niños menores de 8 años siempre son supervisados, ya que son más propensos a tragar su pasta de dientes.

  1. Haga que el cepillado de dientes sea divertido

Ahora que ha establecido sus espacios regulares de cepillado en la mañana y en la noche, es hora de hacer que la actividad sea divertida. Hay muchas maneras de hacer que el cepillado sea divertido, desde juegos alegres (del cepillo al ritmo de la música) hasta las carreras, los padres pueden ayudar a que la higiene dental sea divertida. Al organizar un juego con su hijo, puede recompensarlo con una tarjeta adhesiva. Por supuesto, hay una serie de productos adicionales en el mercado, como juguetes, cepillos para bebés y pasta de dientes colorida, que ayudan a crear un ambiente lúdico.

  1. Programe citas dentales regulares

Debe intentar llevar a su hijo a su primera cita dental tan pronto como aparezca su primer diente de leche y tratar de tomarlo al menos una vez al año. Esto ayuda a los niños a adaptarse y reconocer el consultorio dental, además de ayudarlo con cualquier información sobre atención médica a temprana edad. Haga de la visita una experiencia positiva para eliminar cualquier miedo o ansiedad. Puede hacer esto haciendo que el viaje de ida y vuelta sea divertido, dejando que su hijo use un disfraz divertido o incluyendo una visita a un parque o centro de juegos. Los dentistas pediátricos especializados como Pure Dentistry son ideales para los jóvenes, ya que tienen años de experiencia con niños y pueden ayudarlos a adaptarse a la experiencia con facilidad.

  1. Cepille juntos para dar un ejemplo

Cepillarse con su hijo los hace sentir incluidos, así como dar un buen ejemplo. A los niños les encanta imitar a sus padres, por lo que al mostrarles lo importante que es la salud bucal, puede alentarlos a ver el cepillado y el uso del hilo dental como una experiencia divertida.

  1. Evitar el azúcar

No es ningún secreto que el azúcar es el peor enemigo de un dentista. Con las llamadas para reducir drásticamente la ingesta de azúcar en los países desarrollados de todo el mundo, puede establecer un precedente al educar a su hijo sobre el azúcar. Mire los alimentos que a su hijo le encanta consumir y asegúrese de limitar la cantidad de refrigerios azucarados que tiene. Intente reemplazarlos con refrigerios bajos en azúcar y bebidas sin azúcar. Puede hacer esto divertido recompensando a su hijo por cada merienda saludable que tenga con una tarjeta de puntos y calcomanías.

error: Content is protected !!