¡Todo lo que necesita para equilibrar su tiroides y combatir la inflamación constante está en este jugo!

Cuando se trata de tratar problemas de tiroides, la mejor manera es encontrar los nutrientes adecuados que pueden ser de gran ayuda.

Muchas actividades del cuerpo, como la respiración, los niveles de colesterol, el metabolismo de grasas y carbohidratos, el desarrollo del cerebro, los ciclos menstruales y la temperatura corporal, están controladas por las hormonas tiroideas.

El hipertiroidismo es una afección en la que la glándula tiroides produce más hormonas de las que el cuerpo necesita. Los síntomas son presión arterial alta, pérdida de peso, diarrea y palpitaciones.

El hipotiroidismo, por otro lado, es una condición en la que la glándula no produce suficientes hormonas. Los síntomas de esta afección son piel seca, fatiga, dificultad para concentrarse y aumento de peso.

Te presentamos una receta que puede ayudarte a mejorar el funcionamiento de tu tiroides:

Ingredientes necesarios:

  • 7 tazas de agua filtrada
  • 1 taza de jugo de arándano
  • 3/4 cucharadas de jugo de naranja recién exprimido
  • 1/4 cucharada de jugo de limón recién exprimido
  • 1/2 cucharada de canela de Ceilán
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 cucharadita de jengibre seco

Preparación:

Agregue el jugo de arándano junto con las especias en agua caliente y déjelo hervir a fuego lento durante 20 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar. Luego, agregue el jugo de naranja y limón. Bebe esta bebida a diario.

¿Cómo es beneficioso el ingrediente?

  • El jugo de limón y naranja tiene vitamina C, que es rica en antioxidantes que son muy importantes para mantener la salud de la glándula tiroides.
  • El jengibre está lleno de magnesio, que es excelente para controlar esta afección.
  • La canela tiene la capacidad de reducir la inflamación, reduciendo así el riesgo de hipotiroidismo.
  • Los arándanos están llenos de yodo, que tiene un gran papel en la producción de hormonas tiroideas.

Para mantener la salud de las glándulas tiroides, asegúrese de aumentar la ingesta de vitamina B12, D y selenio.

Recomendaciones:

  • El pescado y los mariscos contienen yodo, así que asegúrese de comer uno de ellos 4 veces por semana. Además, agregue sal ionizada y algas.
  • Visite a su médico con regularidad porque estos síntomas pueden ser los mismos que los de otras enfermedades.
  • Trate de no usar sartenes antiadherentes porque las sustancias químicas acumuladas en ellas están relacionadas con trastornos de la tiroides.

Tenga cuidado al comer verduras crucíferas como el brócoli y la coliflor, ya que son «boclógenos», que contienen compuestos químicos que ralentizan la actividad de la tiroides.

error: Content is protected !!