Remoje sus pies en bicarbonato de sodio y leche. Resultado impresionante!

Muchas personas no confían en este remedio, sim embargo, con tan solo dos ingredientes comunes podemos preparar una magnifica mezcla para rejuvenecer tus delicados pies y prepararlos para el verano.

Necesitas:

  • 2-4 tazas de leche.
  • Bicarbonato de soda
  • Una palancana lo suficientemente grande como para dejar los dos pies al mismo tiempo

Cómo hace tu tratamiento para tus pies:

Cualquiera puede hacerlo, ya que el proceso no puede ser más sencillo. Aconsejamos poner tus pies en remojo al menos una vez por semana para obtener mejores resultados. Tus pies te lo agradecerán.

Estas son las instrucciones para preparar el tratamiento.

1. Calienta la leche. Se puede utilizar entre dos a cuatro tazas, dependiendo lo grande que sea tu recipiente, y el tamaño de tus pies.

2. Vierte la leche en el recipiente. Tienes que ser capaz de encajar los dos pies en el contenedor, al mismo tiempo, de lado a lado.

3. Remoja los pies en la leche durante unos cinco minutos y luego añade el bicarbonato de sodio. Espolvorea ligeramente una generosa cantidad del polvo.

4. Mezcla el bicarbonato de sodio haciendo movimientos con tus pies.

5. Asegúrate de prestar atención a las áreas donde la piel es más delicada o requiere más atención como la parte inferior de los talones y el área debajo de los dedos de los pies. Masajea la mezcla en estas áreas. Utiliza las manos si es necesario hacerlo.

6. No te olvides de trabajar la mezcla en la parte superior de los pies y los tobillos, aunque no estén sumergidos completamente. Estas son las partes de los pies que más sufren cuando calzamos sandalias en verano.

7. Cuando ya creas que remojado bien tus pies déjalos aún cinco minutos más.  8. Limpia los pies con agua tibia y sécalos completamente.  Poco a poco sentirás que tus pies están más saludables y rejuvenecidos. La combinación funciona porque los dos ingredientes se complementan entre sí. La leche contiene ácido láctico que suaviza la piel. El bicarbonato de sodio, por su parte, tiene propiedades abrasivas que pueden eliminar las partes secas y rugosas.

error: Content is protected !!