Remedio casero para curar los talones agrietados y callos.

La piel es el órgano más extenso de todo el cuerpo humano y uno de los más importantes.

Es la mejor protección de los factores externos que puedan afectar el interior de nuestro organismo. A veces nos olvidamos de la importacia de este órgano. Los talones agrietados son un signo de falta de atención al cuidado de la piel.

A veces puede penetrar profundamente en la dermis y se vuelven dolorosas. Aunque las grietas en la piel pueden aparecer en cualquier lugar en el cuerpo, una de la más comunes es el área del borde del talón y los dedos del pie.

Afortunadamente y gracias a las propiedades de algunos ingredientes, es muy fácil hacer remedios caseros para los talones agrietados y sin tener que gastar mucho. Hoy te presentamos algunos remedios naturales para combatir ese problema.

Remedios naturales para talones agrietados y callos

Piedra pómez: desde hace muchos años la mejor manera de combatir esta condición es con la ayuda de una piedra pómez, después de tener una ducha ya que en este momento es cuando la piel de los pies se encuentra más suave.

Aceite de coco: después de lavar los pies en las zonas secas y agrietadas de los pies. Después de aplicar una capa gruesa de grasa o aceite en los pies, usa un par de calcetines gruesos. Dejando esta aplicación durante la noche sin duda puede dar resultados positivos en unos pocos días.

Banana madura: Aplicar la pulpa de una banana madura en el área seca o agrietada del talón. Dejar actuar durante 10 minutos y enjuague limpio. Este es un simple remedio y se puede utilizar a diario para prevenir y tratar los talones secos y agrietados.

La aspirina: es uno de las medicinas más consumidas en todo el mundo por su acción contra diversas enfermedades y por su efecto anticoagulante. Su contenido de compuestos exfoliantes reduce la presencia de células muertas y ayuda a ablandar la dureza para hacer más sencilla su eliminación.
Cuenta con un efecto restaurador, ideal para acelerar la recuperación de la dermis agrietada o lesionada. También es útil para disminuir la comezón y la presencia de los hongos que causan graves infecciones.

Ingredientes:

  • 10 aspirinas
  • 1 taza de alcohol isopropílico
  • 1 botella de vidrio oscuro
  • Bolas de algodón o gasas
  • Película de plástico (la cantidad necesaria)

Como prepararlo:

  • Colocamos 10 aspirinas en un mortero y molemos hasta obtener un polvo muy fino.
  • Lo metemos en el frasco de cristal y añadimos el alcohol isopropílico al 70%.
  • Cerramos y agitamos.
  • Tenemos que colocar la botella de cristal en un lugar fresco y seco durante 24 o 48 horas.

Durante este período, debemos agitar el frasco varias veces para que la aspirina no se acumule en el fondo. Después de ese tiempo, el remedio está listo para ser aplicado. Se recomienda aplicar este medicamento natural antes de acostarse, por lo que de esta forma, todas sus propiedades actúan mientras descansas.

error: Content is protected !!