Pruebe estos 4 remedios naturales para un rápido alivio del resfriado y la gripe

No corra a ver a su médico tan pronto como comience a estornudar o tenga dolor de garganta. Es mucho mejor si puedes quedarte en casa, calentarte en una manta calentita y hacer algunas recetas naturales y eficientes para tratar ese irritante resfriado.

El limón y la vitamina C son tus mejores amigos

La fatiga y los estornudos son los primeros signos de que el frío está a punto de llamar a su puerta. Aumente la ingesta de vitamina C a 1 g tres veces al día.

Las inhalaciones de agua caliente seguramente te ayudarán, y también puedes agregar un poco de jugo de limón. Los resfriados virales odian la humedad y el jugo de limón actúa como un antibiótico natural.

emon y miel para el dolor de garganta

La combinación de agua caliente, limón y miel ha demostrado ser eficaz para tratar el dolor de garganta. Haga gárgaras de la mezcla tibia y despídase de las bacterias.

Hierva un poco de agua y sal y haga gárgaras varias veces al día; el dolor y la inflamación deberían desaparecer pronto.

Especias y baño

Sudar te ayudará a prevenir los resfriados en la fase inicial. Las toxinas se eliminan a través del sudor y la temperatura corporal alta mata los microbios.

Caliente algunas hierbas curativas y use especias fuertes que mejorarán su circulación. Mezcle partes iguales de jengibre, pimienta, clavo en polvo y una cucharadita de miel. También puede agregar una cucharadita de la mezcla a un vaso de agua caliente con un poco de miel antes de acostarse.

Pruebe un baño de mostaza: sus pies estarán más que agradecidos. Agregue un poco de mostaza en polvo y bicarbonato de sodio a un recipiente con agua tibia y remoje sus pies.

ropolis es eficiente en el tratamiento de la tos

El propóleo es el mejor remedio para la tos. Contiene una rica combinación de vitaminas B y minerales. Incluso una cucharadita de miel antes de acostarse es suficiente para calmar la tos. Agrega un poco de ajo machacado a tu miel.

Si siente que la tos no tiene intención de desaparecer, pruebe un poco de té de tilo.

La acupresión es buena para la congestión nasal

Inhale algunos aceites esenciales de eucalipto, tomillo, pino, limón y lavanda. Agregue una gota de cada uno a un recipiente con agua caliente. Los aceites esenciales son asépticos y limpian tu organismo.

Si tiene un problema más grave, pruebe la acupresión, coloque los pulgares y los dedos señaladores en dos puntos de la cara, debajo de los pómulos, justo debajo de la pupila, y masajee suavemente el punto que está a un dedo de la punta de la nariz.

Elija sabiamente su comida

Evite los productos lácteos, los huevos, el azúcar y el jugo de naranja, ya que fomenta la creación de moco. Come ajo y cebolla para mejorar el sistema inmunológico.

error: Content is protected !!