Por qué gastar dinero en pedicura cuando puedes hacer que tus pies se vean bien con solo dos ingredientes de tu cocina

Los pies suaves y hermosos son el sueño de toda mujer, especialmente cuando las sandalias y las chanclas son el calzado imprescindible.

Los pies normalmente se agrietan debido a la presión a la que están expuestos durante el día. Mantener una higiene adecuada y regular de los pies es fundamental para protegerlos de las grietas. Y no necesita costosos tratamientos de spa para tener los pies suaves del bebé. La cuestión es que puedes tener los pies perfectos haciendo un tratamiento de spa de bricolaje en casa.

El tratamiento que sugerimos aquí toma solo unos minutos al día. Lo mejor de todo es que puede hacer maravillas con la piel de tus pies. Además, es completamente seguro ya que utiliza todos los ingredientes naturales. Lo que hace este tratamiento para los pies es exfoliar la piel de los pies mientras los relaja de la presión que se acumula durante el día.

Por último, pero no menos importante, no cuesta casi nada, ya que ambos ingredientes son económicos y están fácilmente disponibles en el mercado.

Ingredientes:

  • 2-3 cucharadas bicarbonato de sodio
  • 3-4 tazas de leche

Direcciones:

Después de calentar la leche, viértala en un recipiente grande. Asegúrate de que esté suficientemente caliente para no quemarte la piel. Sumerja sus pies en la leche y relájese durante 5-6 minutos. Agregue el bicarbonato de sodio a la leche mientras revuelve bien para que se disuelva. Deje sus pies en esta solución durante unos minutos y luego frótelos bien. Enjuague sus pies y séquelos con una toalla. Al final, aplique un poco de crema para pies o loción corporal.

Si realiza este tratamiento con regularidad, verá los primeros resultados positivos en un par de días.

error: Content is protected !!