Los mejores remedios naturales para tratar la gota sin cirugía

Los alimentos que consume pueden tener un impacto significativo tanto en el desarrollo como en el tratamiento de muchas enfermedades, incluida la gota. Cuando se trata de esta común patología articular, incluso la medicina oficial confirma que una dieta inadecuada es una de las posibles causas, por lo que el tratamiento también debe implicar un cambio en los hábitos alimentarios, entre otras cosas.

Los primeros síntomas de la gota

La gota ocurre normalmente después de los 40 años y es incluso 20 veces más común en los hombres. En las mujeres suele aparecer después de la menopausia.

Además, la gota es uno de los varios tipos comunes de artritis; de hecho, es la inflamación de las articulaciones causada por la acumulación de cristales urinarios en el tejido conjuntivo, tendones, cartílagos o todo. Este aumento de ácido úrico en la sangre se produce cuando el organismo aumenta su producción o cuando los riñones no eliminan correctamente.

Las cuatro etapas de la gota

La primera etapa es asintomática, lo que significa que los síntomas de la gota faltan por completo; incluso aquellos que se ven afectados por esta afección no saben que la enfermedad se está desarrollando.

La segunda etapa es aguda y se manifiesta con la aparición de enrojecimiento, hinchazón y dolor articular repentino. La articulación se inflama y se vuelve sensible al tacto. En esta etapa, los síntomas suelen durar de 5 a 10 días.

La tercera etapa se conoce como crítica y se caracteriza por intervalos sin síntomas entre dos ataques de gota. Para la mayoría de las personas, el segundo ataque ocurre durante un período de seis meses a dos años después del primer ataque, mientras que en algunos casos, los pacientes no experimentan los síntomas durante un período de cinco a diez años.

La cuarta y más difícil etapa es crónica, y sus síntomas son dolor articular constante, rigidez, movilidad limitada y aparición de úlceras en la piel alrededor de la articulación.

Tenga en cuenta que el tratamiento adecuado solo puede ser prescrito por un especialista. Si ya tiene estos síntomas, consulte a un médico antes de decidirse por un tratamiento.

Nutrición adecuada para la gota

Una de las reglas dietéticas básicas para las personas que padecen gota es evitar alimentos con alto contenido de purinas, como pollo, pavo, ternera, ternera, salchichas, tocino, cordero, venado, anchoas, salmón, trucha, cangrejo, langosta, jamón, cerdo. , atún, especialmente lentejas. Si padece esta deformidad articular, evite estos alimentos, especialmente durante los ataques agudos.

En lugar de mantequilla, grasa y margarina, use aceites vegetales prensados ​​en frío. No dudes en consumir frutas y verduras frescas, excepto coliflor, espinacas, guisantes y champiñones, porque contienen cierta cantidad de purinas.

En lo que respecta a los cereales, aumente la ingesta de cereales integrales, incluidos la cebada, el arroz, el mijo y el trigo.

También se recomiendan frutos secos y zumos de frutas. Las mejores opciones son el jugo de apio y zanahoria, así como el chucrut, todos los cuales son excelentes remedios naturales para la gota y el reumatismo.

La dieta de la gota también recomienda beber abundantes líquidos, unos 2-3l al día para estimular la eliminación del ácido úrico. Se recomienda precaución a los pacientes cardíacos y renales, que pueden necesitar limitar su ingesta de agua.

Además, los alimentos para la gota deben ser ricos en selenio, como el brócoli, las nueces de Brasil, el germen de trigo, así como los ácidos grasos esenciales omega-3.

Tratar la gota naturalmente

Los siguientes métodos son extremadamente beneficiosos para el tratamiento de la gota de forma natural:

1 # Recubrimiento de carbón activado y linaza

Muela aproximadamente media taza de carbón activado hasta convertirlo en polvo. Agrega una cucharada de linaza y un poco de agua para obtener una mezcla pastosa. Aplique la pasta sobre la articulación afectada y envuélvala en una lámina de plástico. Dejar actuar toda la noche. Los síntomas se habrán reducido significativamente por la mañana.

2 # Mantequilla y alcohol caseros

Derrita un poco de mantequilla casera sin sal en una cacerola hasta que esté espumosa. Luego agregue con cuidado un poco de alcohol y deje que se «queme». Conservar en un frasco y conservar en nevera. Durante un ataque de gota, aplique la mezcla sobre la articulación afectada mientras la calienta al mismo tiempo.

3 # jugo de apio casero

Pelar y exprimir 500g de apio. Agregue un poco de jugo de limón y beba de inmediato. Este increíble remedio popular alivia rápidamente los síntomas de la gota.

4 # Limón y ajo

Lavar bien 4 limones, quitar las semillas y triturar junto con 3 dientes de ajo. Luego agregue 7 tazas de agua hirviendo. Remover bien, dejar todo el día, luego colar y beber 40ml antes de las comidas, una vez al día.

Los tés más efectivos contra la gota

Para mantener la gota bajo control y prevenir nuevos ataques, prepare los siguientes tés:

Té de manzana

Pique 3-4 manzanas sin pelar y cocine en agua durante 10 minutos. Tapar y dejar reposar durante cuatro horas. Beba el líquido en forma de té con tanta frecuencia como sea posible durante el día. Las manzanas se pueden picar y agregar a otros tés de hierbas también.

Té de ajo

Para mantener la gota bajo control, asegúrese de usar la siguiente bebida:

Lavar dos o tres dientes de ajo (sin pelar), ponerlos en una cacerola y añadir 1 litro de agua. Hervir hasta que el ajo esté bien cocido. Colar y beber un vaso tres veces al día antes de las comidas. El tratamiento debe durar de 10 a 15 días, seguido de un descanso.

error: Content is protected !!