¡Los 10 mejores remedios caseros para tratar la bursitis!

Remedios caseros para la bursitis de forma sencilla y eficaz. Además, la bursitis  es una afección muy dolorosa que afecta a las bursas (pequeñas bolsas llenas de líquido que actúan como un cojín entre los músculos), los tendones y los huesos . Para acabar con este horrible dolor, además del tratamiento médico, puedes probar algunos remedios caseros que prometen aliviar las molestias.

Cuando las bolsas se inflaman, aparece la imagen que lleva el nombre Bursitis . Los sitios más comunes de inflamación en la bolsa son hombros, codos y caderas. Pero también puede llegar a la rodilla, el talón, la base del dedo gordo del pie y las articulaciones que sufren movimientos repetitivos.

También es posible que la bursitis  sea ​​causada por un traumatismo, artritis reumatoide , gota o infección. Los síntomas incluyen dolor en las articulaciones, rigidez, dolor en el movimiento e hinchazón. La primera línea de tratamiento es descansar la zona afectada.

El tratamiento convencional también incluye medicamentos antiinflamatorios, que pueden irritar el estómago.

En algunos casos, un médico recomendará fisioterapia o ejercicios para fortalecer los músculos y, ocasionalmente, el drenaje quirúrgico de la bolsa. Además, es posible utilizar algunos remedios caseros, capaces de ayudar a curar y aliviar los síntomas de la bursitis . Por lo tanto, consulte  Los 10 remedios caseros para la bursitis:

Hielo para la bursitis:

Todos los tipos de inflamación responden bien al hielo. Esto se debe a que contrae los vasos sanguíneos y reduce la inflamación después de la aplicación. Coge unos cubitos de hielo y envuélvelos en un paño. Aplicar en la zona afectada durante al menos 15 minutos en cada sesión. Hacer esto varias veces al día puede reducir la hinchazón y también el dolor asociado con esta condición.

Una vez que se reduce la hinchazón, es importante hacer algunos ejercicios simples, para que la afección no se repita y el dolor articular no empeore con la inmovilidad. Como el hielo, las compresas calientes también ayudan.

Receta de raíz de garra del diablo:

INGREDIENTES

  • 1 cucharada de raíz de garra del diablo;
  • 1 litro de agua.

MODO DE PREPARO

  • Ponga el agua y la raíz en una olla y déjela hervir.
  • Apaga el fuego y deja el té tapado unos minutos.
  • Beba una taza de té dos o tres veces al día.

Té de manzanilla para tratar la bursitis:

La manzanilla es un agente antiinflamatorio, que ayuda en el tratamiento de la bursitis . El té de manzanilla , cuando se consume de tres a cuatro veces al día, actuará dentro del cuerpo y reducirá naturalmente la inflamación.

Para el alivio externo, el aceite de manzanilla , mezclado con aceite de oliva , es un gran remedio; su aplicación puede ser mediante un masaje en la zona afectada. El masaje aumenta la circulación sanguínea y la absorción del aceite de manzanilla a través de la piel , y esto reducirá la inflamación unas horas después de la aplicación.

Receta de jengibre para la bursitis:

INGREDIENTES

  • 3 cucharadas de jengibre  rallado (7 g);
  • 1 gasa
  • 1/2 taza de agua caliente (125 mL).

MODO DE PREPARO

  • Primero, envuelva el jengibre recién rallado en un trozo de gasa.
  • Luego, sumerge la gasa con el jengibre  en una taza de agua caliente durante 2 minutos.
  • Deje enfriar un poco y luego colóquelo en el área afectada durante 15 minutos.
  • Puedes repetir 2 o 3 veces al día.
error: Content is protected !!