Jarabe de miel casero para la tos con aceites esenciales

Los jarabes para la tos son lo único en lo que puede confiar cuando se trata de mejorar. Desafortunadamente, las farmacias realmente no pueden ayudarlo aquí. ¿Quién necesita todo ese líquido lleno de ingredientes turbios?

Por eso te sugerimos que pruebes este sirope casero súper calmante para la tos. Solo necesitas un puñado de ingredientes y siempre puedes fijar la proporción a tu gusto.

La receta requiere ingredientes simples y probablemente los tengas en casa. Dale a tu cuerpo una patada saludable y deja de toser.

  • El poder de los aceites esenciales

Nuestra receta se basa en miel cruda y aceites esenciales. Sabes mucho sobre el poder de la miel. Contiene poderosos antioxidantes y, seamos honestos, es uno de los mejores supresores de la tos que jamás haya usado.

La miel es un refuerzo de inmunidad increíble y cubre perfectamente tu garganta. Úselo para disfrutar de un alivio temporal y obtener ese impulso saludable de inmediato.

El aceite esencial de limón es completamente natural y seguro. Mejora la función de su sistema linfático y mata las bacterias desagradables.

El aceite esencial de limón es uno de los ingredientes que conviene utilizar cuando se trata de prevenir infecciones. ¡Oh, sí, tiene un sabor increíble!

El aceite esencial de incienso es un antibiótico natural y un remedio para el resfriado.

Ayuda al cuerpo a eliminar el exceso de flema y mucosidad, mientras limpia las vías respiratorias. Esto es de suma importancia porque le ayuda a respirar con facilidad. El incienso destruye las bacterias del tracto respiratorio superior y elimina el mal aliento.

El aceite de menta funciona como descongestionante natural y analgésico. Úselo en su jarabe para la tos casero. Si es demasiado fuerte para usted, difúndalo para tratar la tos y los problemas de los senos nasales.

El aceite esencial de lavanda ofrece un efecto antibacteriano y antiinflamatorio. Es suave y natural. El aceite de lavanda relaja su cuerpo y ayuda en el tratamiento de la tos persistente.

  • Receta casera de jarabe para la tos

Esta receta funciona bien para adultos. Si desea usarlo para sus hijos, asegúrese de aprender más sobre los aceites esenciales y sus beneficios. Algunos aceites no se recomiendan para niños.

Sin embargo, los aceites esenciales de incienso, limón y lavanda son seguros para los niños. Los niños menores de 6 años nunca deben usar nada que contenga aceite esencial de menta, ya que puede desencadenar una irritación grave.

El uso de aceites esenciales requiere precaución, especialmente si su hijo tiene 2 años o menos.

Ingredientes:

  • 1 taza de miel
  • 5 gotas de aceite esencial de limón
  • 4 gotas de aceite esencial de incienso
  • 5 gotas de aceite esencial de pimienta
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda

Use un frasco de vidrio para juntar todo.

Preparación:

Agregue la miel a su frasco y caliéntelo. Puede hacer esto usando un recipiente lleno de agua caliente. No lo caliente, porque el calor destruye las enzimas saludables.

Agregue los aceites y revuelva bien.

Tome una cucharada de su jarabe para la tos 3-5 veces al día. Utilice siempre una cucharada limpia. No quieres contaminar tu jarabe, ¿verdad?

Precaución:

Los aceites esenciales son saludables y poderosos, pero siempre debes hacer una prueba cutánea antes de usar cualquiera de estos. Es posible que deba diluir los aceites antes de usarlos.

Comience con unas gotas y aumente la cantidad gradualmente. Consulte a su médico antes de usar los aceites en caso de que tome algún medicamento. Lo mismo se aplica a los que padecen enfermedades crónicas.

error: Content is protected !!