Excelente remedio natural para combatir la Osteoartritis

Las osteoartritis es una enfermedad causada por el envejecimiento natural de los huesos y de sus respectivos ligamentos, en el momento en que las articulaciones se desgastan, los huesos rozan entre ellos y esto es lo que genera la hinchazón y el dolor que las personas sienten, aunque generalmente aparece como signo de envejecimiento también puede aparecer por factores genéticos, sobrepeso, fracturas de vieja data o por determinados tipos de trabajo y la práctica de ciertos deportes, es por ello que en el especial de hoy te presentamos un excelente remedio natural para combatir la osteoartritis.

Las características del dolor de la Osteoartritis son muy particulares lo que le permite al médico poder diagnosticar este padecimiento, este padecimiento desencadena y aumenta con el movimiento, desaparece o disminuye cuando la articulación está en reposo, en horas de la mañana el dolor es menos intenso y aumenta durante el día, alcanzando su intensidad máxima por la noche, al punto que puede ser molesto a la hora de conciliar el sueño, aparece cada vez que la articulación afectada se ve sometida a un esfuerzo.

Este padecimiento se presenta con dolor debido a que ocurre por una reacción inflamatoria, más que la degeneración del cartílago, por eso en algunos pacientes con Osteoartritis se presenta de manera indolora y luego  se vuelven dolorosas de repente, y esto ocurre a menudo tras un traumatismo o varios micro traumatismos. Ya que estos últimos provocan la reacción inflamatoria dolorosa.

Lo importante es destacar que este padecimiento tiene formas de combatirlo y lo mejor que puede ser de una manera natural, es por ello que a continuación te presentamos un excelente tratamiento natural que te ayudará a eliminar para siempre el fuerte dolor que produce este padecimiento.

Solo necesitarás: 1 cucharada de tomillo, 1 cucharada de romero, 1 cucharada de menta o hierbabuena, 1 cucharada de salvia y 1 litro de agua. El procedimiento es muy sencillo, añade  el agua en una cacerola y llévala a fuego intenso, cuando esta entre en punto de ebullición añade las hierbas, después baja la intensidad del fuego y deja reposar por 5 minutos.

Por último cuela la preparación y coloca en un envase y reserva en el refrigerador, la manera de utilizarlo es muy sencilla, toma de una a dos tazas diarias durante tres semanas.

error: Content is protected !!