Elimina tus varices con esta receta fácil y económica

Las varices son tortuosas, dilatadas e insuficientes. Cualquier vena puede ser varicosa, pero es más común que las venas varicosas afecten las piernas y los pies; esto se debe a que permanecer quieto o sentado durante períodos prolongados aumenta la presión en las venas de la parte inferior del cuerpo.

Para muchas personas, las venas varicosas y las arañas vasculares (una variación más ligera de las venas varicosas) son una preocupación puramente estética. Para otras personas, las varices pueden causar dolor, malestar e incluso problemas más graves, como aumentar el riesgo de enfermedades circulatorias. El tratamiento puede incluir medidas de cuidado personal o procedimientos para cerrar o extirpar las venas. Además, ¿por qué se olvidan tantas recetas excelentes de nuestras abuelas?

¿Es porque no dan beneficio a nadie? Es una hipótesis …

¿Qué piensa usted? Ahora, por ejemplo, enseñemos una de estas recetas. Además, es ideal para mejorar la circulación en las piernas y combatir las varices. Antes de enseñarlo, es importante informar que las varices son provocadas por diferentes factores.

Los principales son:

  • Genética
  • Envejecimiento
  • Falta de ejercicio
  • Cambios hormonales
  • Restricciones de circulación (cómo pasar mucho tiempo sentado)

Afortunadamente, una vez más es posible contar con un excelente tratamiento casero y natural. Es una receta para combatir las varices y reducir los síntomas a base de aloe vera / aloe vera, zanahoria y vinagre de manzana.

INGREDIENTES:

  • 1/2 taza de zanahorias picadas
  • 1/2 taza de aloe vera
  • Un poco de vinagre de manzana (buena calidad)

MODO DE PREPARO:

  • Agrega las zanahorias picadas a un vaso de gel de aloe vera (pela la planta y retira, con una cuchara, el gel) y llévalas a batir en la licuadora.
  • Luego agrega un poco de vinagre de manzana hasta obtener una mezcla homogénea, como una crema.
  • Cuando esté listo, aplique la mezcla sobre el área de las varices.
  • Levanta las piernas durante 30 minutos y luego lávalas con agua fría.
  • Repita el procedimiento todos los días.

Nota: dar un pequeño paseo todos los días ayuda al organismo a mejorar la circulación sanguínea y refuerza el tratamiento.

error: Content is protected !!