Cúrcuma para la presión arterial alta: cómo puede ayudar la especia dorada

Un pequeño aumento de la presión arterial con la edad es completamente normal. Sin embargo, los factores de riesgo habituales que desencadenan la tensión arterial son la obesidad, el consumo excesivo de sal, la inactividad o falta de ejercicio, la dieta alta en grasas, el consumo de alcohol, el tabaquismo, los trastornos del sueño, los trastornos renales, etc.

La hipertensión suele ir seguida de niveles elevados de colesterol y glucosa en sangre. Por lo tanto, causa síndrome metabólico, que aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular e insuficiencia renal.

Si bien la actividad física y los medicamentos pueden ayudar a controlar la hipertensión, agregar una dieta de cúrcuma es crucial.

La cúrcuma es un ingrediente extremadamente útil que mantiene la presión arterial bajo control. Además, es muy beneficioso para tratamientos de dolor reumático, problemas de visión, enfermedades de la piel y otros trastornos de la salud.

Aquí hay algunos métodos diferentes en los que la cúrcuma puede ayudar:

1. Curcumina

La curcumina es el ingrediente activo de la cúrcuma, un compuesto que tiene increíbles propiedades antiinflamatorias. La cúrcuma combate la inflamación y previene el desarrollo de aterosclerosis, un factor de riesgo clave para ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Además, la curcumina mejora el flujo sanguíneo y la dilatación de los vasos sanguíneos después del ejercicio. Además, controla su presión arterial inhibiendo la enzima convertidora de angiotensina.

2. Trastorno renal

La función renal deficiente eleva aún más la presión arterial, considerando que son responsables de eliminar las toxinas del cuerpo.

El consumo de cúrcuma todos los días ayuda a reducir la presión arterial sistólica. Además, reduce la cantidad de proteínas y sangre que se eliminan a través de la orina. Además, previene el daño de los radicales libres y optimiza la función de sus riñones.

3. Daño arterial

Cuando su presión arterial es alta, la placa en sus arterias aumenta y sus arterias se vuelven más estrechas.

Por lo tanto, consumir cúrcuma reduce naturalmente la acumulación de placa y mejora el flujo sanguíneo a su corazón, cerebro y otras partes del cuerpo.

4. Cambios de plaquetas

La hipertensión puede causar cambios dañinos en estas pequeñas células sanguíneas que forman coágulos y detienen el sangrado. Por lo tanto, bloquee el suministro de alimentos a su corazón y otras partes del cuerpo, aumentando su riesgo de accidente cerebrovascular e incluso ataque cardíaco.

Por lo tanto, consumir cúrcuma previene esos cambios en la actividad plaquetaria.

5. Presión arterial alta y colesterol alto

La hipertensión es la principal causa de muerte en los Estados Unidos, pero la cúrcuma la regula. Además, modula otros factores de riesgo, como los niveles altos de colesterol y la diabetes, que aumentan las probabilidades de padecer enfermedades cardíacas.

error: Content is protected !!