Cómo utilizar la mezcla de jengibre y miel como medicina

El jengibre se ha utilizado durante mucho tiempo como remedio, especia, alimento y producto de belleza. Es originaria de China, pero hoy en día se cultiva en muchos lugares, incluidos Asia, África, India e islas del Caribe.

El jengibre forma parte de casi todas las cocinas, principalmente por su fuerte sabor, proporcionado por los aceites esenciales que se encuentran en la raíz de jengibre. Hoy en día, las tiendas de alimentos saludables y los supermercados ofrecen jengibre crudo, jengibre en polvo, jengibre confitado o en escabeche, jarabe de jengibre o tintura.

Esta notable planta tiene muchos beneficios para nuestra salud. El jengibre tiene fuertes propiedades antibacterianas, antifúngicas y antioxidantes, por lo que la gente lo usa para prevenir resfriados o gripe.

El jengibre tiene el poder de combatir las alergias, gracias a sus propiedades antialérgicas. Pero eso no es todo. El jengibre tiene fuertes propiedades antiinflamatorias, por lo que a menudo se usa en el tratamiento de enfermedades que afectan los tejidos musculoesquelético y conectivo.

Específicamente, el jengibre ha demostrado ser un excelente remedio para la artritis. Los tratamientos con jengibre son mucho mejores que las terapias comerciales. Cuando se combina con miel, crea un verdadero «remedio mágico» que cura el cáncer y muchas otras enfermedades.

Receta de miel de jengibre

Limpia 2 raíces grandes de jengibre. Licue bien las piezas o simplemente puede triturarlas finamente.

Agrega medio kilogramo de miel orgánica.

Tome una cucharada del remedio 3-4 veces al día. Recuerde, utilice siempre una cuchara de madera, plástico o cerámica, nunca de metal. Basta con tomar 1-2 cucharadas al día para prevenir enfermedades y fortalecer su sistema inmunológico.

Debería notar los primeros signos de mejoría en unos pocos días.

error: Content is protected !!