¡Cómo hacer drenaje linfático en casa para tratar la celulitis y las venas varicosas!

Cómo hacer el drenaje linfático en casa para tratar la celulitis y las venas varicosas de forma natural . Además, el drenaje linfático es una técnica de masaje terapéutico que implica la aplicación de diferentes tipos de masajes para activar el funcionamiento del sistema linfático. Si se realiza correctamente, mejora la eliminación del líquido intersticial y las moléculas de gran tamaño y facilita su evacuación Como puede ver, realizar un drenaje linfático tiene muchos beneficios para la salud.

En primer lugar hay que tener en cuenta que el sistema linfático tiene que ver con las defensas del organismo, que pueden mejorar notablemente con estos masajes. Pero también reduce la inflamación, ayuda a eliminar el exceso de líquidos y desechos del cuerpo, efecto analgésico y reduce el estrés y la ansiedad.

Por si fuera poco, el drenaje linfático también puede combatir problemas de la piel, como la celulitis o el acné, y eliminar las varices.

Antes de enseñar cómo hacer el drenaje linfático, es muy importante que puedas preparar un aceite especial. Es que esta técnica de masaje consiste en realizar masajes suaves e indoloros, que tienen un efecto relajante.

Para potenciar este agradable efecto, nada mejor que un aceite que ayuda a suavizar los movimientos y tiene un delicioso aroma. Puedes prepararlo en casa de una forma súper sencilla, si tienes los ingredientes necesarios.

Receta de aceite para hacer drenaje linfático en casa para tratar la celulitis y las venas varicosas:

INGREDIENTES:

Por cada 50 gramos. de este aceite necesitas:

  • 50 gramos de aceite de coco;
  • 5 gotas de aceite esencial de limón;
  • 3 gotas de aceite esencial de romero;
  • 8 gotas de aceite esencial de pomelo;
  • 4 gotas de aceite esencial de milenrama.

Solo necesitarás un poco de tiempo, ya que lo primero que debes hacer es mezclar todos los aceites en un recipiente y dejar reposar la preparación unos días. Esto es para que se mezclen bien y mejoren sus efectos.

Cuando haya pasado ese tiempo, agrega el aceite de coco, revuelve y deja reposar por unas horas. ¡Y está listo para usar!

Cómo hacer el drenaje linfático en casa para tratar la celulitis y las venas varicosas:

Ahora que tienes todo lo que necesitas, puedes hacer el drenaje linfático sin ningún problema. Recuerda que la clave es masajear suavemente y nunca usar la fuerza.

Paso 1: Masaje de cuello:

Lo primero que debe hacer es un masaje de cuello. Para hacer esto, coloque sus manos debajo de sus orejas, una a cada lado de su cuello.

Empiece a hacer círculos pequeños lentamente en el sentido de las agujas del reloj. En total, debes hacer tres círculos para 15 repeticiones, el cuello es el primer punto de masaje porque hay nudos, fundamentales para el sistema linfático.

Paso 2: Clavículas:

En el segundo caso, debe colocar las manos en la clavícula, justo entre el cuello y los hombros. La idea es que permanezcan en el agujero que se forma en esa zona. Cuando sus manos estén bien colocadas, presione suavemente hacia abajo.

Luego, estire los dedos hacia las orejas. Seguramente notarás que comienzas a relajarte. Repita este paso a paso unas 15 veces.

Paso 3: rodillas:

Finalmente, finalizará el drenaje linfático colocando las manos detrás de las rodillas, donde se encuentran seis o siete ganglios linfáticos poplíteos. Este paso 3 es muy importante para el sistema circulatorio de las piernas, especialmente para el tratamiento de las varices.

Ponga sus manos detrás de su rodilla en el agujero. Siempre presione suavemente y suelte muy lentamente. Repite el ejercicio 15 veces

error: Content is protected !!