Cómo detener la tos de forma natural: 9 remedios caseros altamente eficientes

El invierno es la época del año en que los resfriados y la gripe afectan principalmente a las personas. La tos es uno de los síntomas más irritantes en la temporada de resfriados y gripe.

La tos puede ser realmente frustrante y a menudo afecta el sueño reparador, por lo que muchas personas, además de sus pastillas y jarabes habituales, también optan por algunos remedios caseros naturales para deshacerse de la tos desagradable lo antes posible.

Consulta estos remedios naturales y ten en cuenta que cada uno de ellos es ampliamente aceptado como eficaz:

1. Miel

La miel es el remedio más popular y altamente eficaz para la tos. Los expertos médicos también coinciden en que el consumo regular de miel antes de acostarse puede aliviar la tos y mejorar el sueño.

Nota: Nunca le dé miel a un niño menor de 1 año.

2. Agua tibia de limón y miel

Agregue un poco de jugo de limón y una cucharada de miel a un vaso de agua tibia. Este remedio natural también ayuda a tratar el dolor de garganta.

 3. Sirope de cebolla y azúcar

El jugo de cebolla es un remedio antiguo y eficaz para la tos. Muchas personas afirman que fue lo único que les ayudó a curar la tos seca. He aquí cómo hacerlo:

Corta la base de una cebolla. Luego, corta también la parte superior y corta la cebolla, pero ten cuidado, no quieres un agujero en la parte inferior. Rellena la cebolla con 2-3 cucharaditas de azúcar.

Usa la punta de tu cuchillo para hacer unos cortes en la base, coloca la cebolla sobre una taza o un vaso y déjala toda la noche. Durante la noche, el azúcar se derretirá y la cebolla liberará parte de su jugo.

A la mañana siguiente, saque el azúcar restante de la cebolla y mézclelo con el jugo en la taza.

Bebe el almíbar y, si lo deseas, también puedes agregar un poco de miel. Este jarabe no sabe tan mal como crees. Bébalo dos veces al día.

4. Cebolla, ajo, tomillo y miel como combinación perfecta para la tos.

Mezcle partes iguales de miel y agua (1/2 taza) y agregue una cebolla picada y un bulbo de ajo machacado. Agrega un poco de tomillo y deja reposar el remedio durante la noche. Al día siguiente cuele y beba este remedio como un jarabe. Asegúrate de guardarlo en el frigorífico.

5. Cebolla hervida y miel

Hervir una cebolla picada en trozos grandes hasta que se ablande. Saca la cebolla de la olla y agrega un poco de miel. Toma un poco del remedio cada 4 horas.

6. Té de tomillo y albahaca

El tomillo y la albahaca también alivian la tos y, para obtener los mejores resultados, agregue un poco de miel mientras el té aún está caliente.

7. Té de jengibre

El jengibre también puede ayudarlo a calmar la tos. Prepara un poco de té para aprovechar los beneficios para la salud del líquido tibio.

8. Sirope de miel de rábano picante

Combine 1/8 de cucharadita de rábano picante rallado y ¼ de taza de miel. Deje reposar la mezcla durante unas horas y bébalo en forma de almíbar. No solo calmará su tos, también facilitará su respiración.

9. Bebidas calientes: té, chocolate caliente, sopa.

La tos es peor cuando la garganta está seca y siente algún tipo de rascado. Beba más líquidos calientes para eliminar esto. Prepárese una sopa caliente, chocolate caliente o té de su elección.

¿Cuándo debería consultar a su médico?

Toser no significa necesariamente que debas consultar a tu médico, pero si notas alguno de estos síntomas, acude a tu médico lo antes posible.

  •  Temperatura corporal alta (38 ° С y más)
  • Si puede escuchar un sonido áspero al respirar
  • Dolor o sensación de ardor en el pecho
  • Toser secreciones espesas de color verde, rosa o con sangre
  • Tu condición no cambia dentro de un débil
error: Content is protected !!