¡6 remedios antiinflamatorios naturales que pueden tratar el dolor de articulaciones y rodillas!

Cuando experimentan algún tipo de dolor, muchas personas tienden a usar medicamentos de venta libre y medicamentos recetados como el ibuprofeno. Aunque estos medicamentos a veces pueden producir efectos a corto plazo, no tienen la capacidad de tratar la causa raíz del dolor y solo pueden causar efectos secundarios.

Entonces, en lugar de usar estos medicamentos que pueden ser bastante costosos, ¿por qué no prueba algunos remedios naturales y ve los increíbles beneficios que pueden brindar?

Existen muchos remedios antiinflamatorios naturales que pueden reducir eficazmente el dolor en las articulaciones y las rodillas. La mejor parte es que son baratos y proporcionarán mejores resultados que la mayoría de los medicamentos de venta libre.

¡Todo lo que necesita son algunos ingredientes que están fácilmente disponibles y puede comenzar a prepararlos en su casa! Entonces, mira las recetas a continuación y, finalmente, ¡puedes despedirte del terrible dolor en tus articulaciones y rodillas!

1. Romero

El romero es una hierba aromática potente que se utiliza habitualmente en aromaterapia y en numerosos platos. Contiene ácido ursólico, un potente compuesto que tiene la capacidad de reducir el dolor y combatir las infecciones articulares.

Consulte la receta a continuación para descubrir cómo usar el romero contra el dolor de articulaciones y rodillas:

Ingredientes necesarios:

  • 2 tazas de agua
  • 200 gr. de romero

Direcciones:

Hervir el agua y agregar el romero. Déjelo hervir a fuego lento durante 20 minutos, déjelo enfriar y cuele. Para obtener los mejores resultados, debe beber 2 tazas de este té al día.

2. Cola de caballo

La cola de caballo es un potente agente antiinflamatorio rico en diversas vitaminas y minerales beneficiosos para reducir el dolor.

Se recomienda beber 2 tazas de té de cola de caballo a diario y, en un corto período de tiempo, experimentará un alivio significativo.

3. Cúrcuma

La cúrcuma es conocida como uno de los mejores analgésicos naturales. Cuando se combina con el azafrán especiado, es aún más beneficioso contra cualquier tipo de dolor. Consulte la receta a continuación para saber cómo usarla:

Ingredientes necesarios:

  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharada de azafrán
  • 3 tazas de agua
  • 3 cucharadas de miel orgánica

Direcciones:

Hervir el agua y agregar la cúrcuma y el azafrán. Déjelo hervir a fuego lento durante 10 minutos. Deje que la mezcla se enfríe y luego agregue la miel. Se recomienda beber este remedio durante el día.

Reducirá la inflamación y ya no experimentará dolor en las rodillas ni en las articulaciones.

4. Jengibre

El jengibre también es uno de los analgésicos naturales más conocidos. Puedes usar el jengibre de diferentes formas. Mira nuestra receta a continuación:

Ingredientes necesarios:

  • 200 gr. de raíz de jengibre rallada
  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas de miel

Direcciones:

Hierva el agua y agregue el jengibre. Déjelo hervir a fuego lento durante 20 minutos. Deje que el té se enfríe, luego asegúrese de colarlo y agregar la miel. Para obtener los mejores resultados, debe beber este té 2-3 veces al día.

5. Semillas de lino

Las semillas de lino tienen fuertes propiedades antiinflamatorias y son una gran fuente de nutrientes importantes que pueden mejorar su digestión y fortalecer su sistema inmunológico.

Tienen un rico contenido de ácidos grasos omega-3 que pueden aliviar la inflamación y reducir el dolor. Debe tomar 2 cucharadas de semillas de lino molidas al día.

Se pueden agregar a yogur, ensaladas o batidos. No se recomienda cocinarlos porque las altas temperaturas pueden destruir los nutrientes importantes y reducir el efecto.

6. Cerezas

El jugo de cereza posee potentes propiedades antiinflamatorias, por lo que esta es la razón principal por la que muchos atletas en los EE. UU. Tienden a beber jugo de cereza antes y después de los entrenamientos.

El jugo de cereza ayudará a que sus músculos se recuperen. Mira la receta a continuación:

Ingredientes necesarios:

  • 300 gr. de cerezas
  • 250 ml. de agua
  • 250 gr. de azucar morena

Direcciones:

Licúa las cerezas y el agua. Ponga el jugo en una olla y agregue el azúcar moreno. Cocine a fuego lento la mezcla a fuego lento para que el azúcar se disuelva y revuelva constantemente durante 20 minutos.

Vierta la mezcla en una botella de vidrio y colóquela en el refrigerador. Agregue el jarabe de cereza en un vaso de agua fría o caliente y bébalo antes y después de hacer ejercicio. Esto evitará calambres y dolores musculares.

error: Content is protected !!