La técnica japonesa para limpiar las ollas quemadas y dejarlas brillantes

A todos nos ha pasado, estás cocinando y de pronto llegan visitas o entra una llamada a tu celular y en cuestión de un par de minutos, la comida y la sartén u olla en la que se encuentra, terminan por quemarse. Lo peor de todo, no es la comida sino que también terminas tirando a la basura tus utensilios que, por cierto, no son nada baratos; por eso, aquí te contamos una sorprendente técnica japonesa para limpiar las ollas quemadas y dejarlas tan brillantes como cuando las compraste.

¿Qué necesitas?

  • Vinagre blanco
  • Sal de mesa
  • Esponja de cocina

¿Cómo limpiar las ollas quemadas?

  1. Primero, coloca la olla quemada sobre el fregadero, con la base viendo hacia arriba (o sea, boca abajo).
  2. Vierte un puñado de sal sobre ella y distribúyela por toda la base, luego añade un chorrito de vinagre blanco cuidando que la sal no se caiga.
  3. Deja reposar durante 15 minutos sobre una superficie plana para que no se caigan los ingredientes.
  4. Después de ese tiempo, toma la esponja y talla la base de la olla quemada hasta que notes que has retirado todo lo “negro” de ella.
  5. Enjuaga con agua caliente y sigue tallando para retirar los restos de jabón y suciedad.

Ojo, es importante que después de limpiar tus ollas quemadas con esta técnica japonesa, cuides de que no vuelva a ocurrir.

Para ello, la recomendación no solo es cuidar el tiempo en que mantienes tus utensilios sobre el fuego, sino también limpiar constantemente las hornillas de la estufa; lavar bien el exterior de las ollas y sartenes para que cuando los uses, no tengan suciedad adherida que pueda quemarse y por último, da vueltas a la olla o sartén constantemente (sobre todo si tu estufa ya tiene varios años de uso) para que el calor se distribuya bien.

error: Content is protected !!