Cómo limpiar tu cocina de acero inoxidable para dejarla brillante

El acero inoxidable puede estar en tus sartenes, refrigerador, estufa, fregadero y otros muebles más de tu cocina; y sí, es un material que puede lucir bellísimo cuando está bien cuidado y luce brillante de limpio. Sin embargo, como todo en la vida, mantener ese aspecto tiene su truco, por eso aquí te contamos cómo limpiar tu cocina de acero inoxidable sin complicaciones (ni químicos corrosivos).

Lo primero que debes saber es que, a la hora de limpiar el acero inoxidable, debes evitar utilizar productos que contengan cloro, ya que este producto puede causar daños irreparables. Para evitar que esto suceda, puedes optar por usar bicarbonato de sodio con agua caliente y dejar la mezcla actuar por 20 minutos sobre el mueble que desees limpiar, después talla con un trapo limpio.

Otro truco es aplicar aceite de oliva sobre la superficie de acero inoxidable, deja actuar 5 minutos y luego rota con un trapo limpio para eliminar todas las manchas, luego vuelve a pasar otro trapo limpio pero esta vez seco; este producto, además de ayudar a eliminar la suciedad, le devolverá el brillo a tus muebles y electrodomésticos.

Pero si no confías en los remedios caseros, también puedes usar líquido limpiavidrios y limpiar las superficies con un trapo de microfibra, y después de retirar la suciedad, seca y saca brillo con otro trapito seco.

De la misma manera, el limpiador en crema o líquido antigrasa funciona muy bien para dejar como nueva tu cocina de acero inoxidable. Úsalo con un cepillo de dientes para los lugares difíciles, como los quemadores de la estufa, y con una esponja suave para el resto de las superficies. Luego enjuaga con un trapo húmedo y seca con otro trapito o toalla seca.

Y la recomendación más importante es que cada vez que notes que se ensució la estufa o cualquier superficie de este material, limpies inmediatamente para evit

error: Content is protected !!