Trucos para siempre mantener tus aguacates verdes y bonitos, así sean enteros o cortados

Si eres fan del aguacate y literal lo consumes todos los días, tienes que conocer los trucos que a continuación te compartiremos con los cuales siempre podrás mantener tus deliciosos frutos verdes y bonitos, así estén nuevos y enteros o cortados después de consumirlos.

Tener aguacates en casa es la llave de la felicidad a la hora de comer ya que en verdad van bien con cientos de platillos, sin embargo, a muchas personas nos pasa que, al no saber como almacenarlos correctamente, se nos echan a perder con facilidad lo cual lleva a un profundo dolor y tristeza por que además de deliciosos, no son muy baratos que digamos.

En cuanto a la hora de comprarlos, es común que elijamos unos cuantos aguacates que estén verdes para que vayan madurando conforme transcurre la semana y estén listos para comer cuando lo deseemos. No obstante, hay ocasiones en que factores externos a los que no prestamos mucha atención, como el clima por ejemplo, hagan que maduren mucho más rápido y así, sin darnos cuenta, de una día para otro se echen a perder.

Por otra parte, cuando abrimos un aguacate y no no lo terminamos, usualmente lo guardamos en el refri para comerlo en la cena o al día siguiente. Lo malo que es siempre se pone negrito cosa que si bien, no es mala consumirla, no se antoja tanto como cuando esta recién cortado.

Entonces si te preguntas ¿qué puedo hacer para salvaguardar la vida de mis preciosos aguacates?, pues lo mejor será que apliques alguno de los siguientes famosos trucos del internet:

Aguacate entero

Lo mejor es colocarlos al aire libre (temperatura ambiente) en una frutero ya que eso les ayudará a respirar y conservar mejor sus propiedades aunque eso sí, siempre es bueno tener a los aguacates lejos de otras frutas como por ejemplo y los plátanos y las manzanas ya que en específico, estos dos alimentos producen gas etileno en su proceso de maduración, gas que también puede afectar la maduración de tus aguacates.

Aunque claro, si estás buscando que maduren rápidamente para comerlos, puede ponerlos sin problema a lado de estas frutas e incluso si quieres acelerar aún más su proceso de maduración, puedes colocarlos dentro de una bolsa de papel acompañados de un plátano o una manzana.

Una vez que maduren, o casi en su punto, siempre puedes meterlos al refrigerador para prolongar su vida por unos cuantos días más. No está de mas decir que si compraste varios aguacates maduros y solo ocuparás uno por día, de igual forma guardarlos en el refrigerador es la opción.

También, un truco bastante curioso pero súper real es el de NO quitarles el ombligo. El ombligo del aguacate es el pedacito de tallo que les queda después de que los cortan. Si remueves esta parte de tu aguacate solo harás que maduren con mucha velocidad y se echen a perder fácilmente. Igual a la hora comprarlos, fíjate que siempre traigan su ombliguito.

Aguacates cortados

Si no está dentro de tus planes comerte todo tu aguacate, lo mejor será que, por ejemplo, si consumes la mitad o más de la mitad, siempre conserves el trozo con el hueso. La mayoría de las personas lo primero que hacer al abrir un aguacate es retirar el hueso y tirarlo a la basura, lo cual es un pequeño error ya que este ayuda que, a la hora de guardarlo en el refri, le entre menor cantidad de oxígeno al interior de la carne. Recuerda que es el oxígeno lo que causa la oxidación o el ennegrecimiento del aguacate y la frutas en general.

Otro truco clásico de las abuelitas es frotar un poco de jugo de limón sobre la pulpa del aguacate restante ya que las propiedades antioxidantes de este cítrico retrasa el proceso de ennegrecimiento. Funciona mejor cuando lo envuelves con egapack y lo metes al refri, eso le dará uno o dos días de vida extra.

También puedes probar con un curioso método que en lo personal, jamás había escuhado, el cual consiste en sumergir la mitad del aguacate en un recipiente con agua, taparlo y refrigerarlo para después disfrutarlo en los próximos días. Lo único es que este truco quita un poco su textura cremosa.

Un último truco, parecido al del limón, es colocando la porción que no consumiste de tu aguacate en un recipiente con tapa agregando un trozo de cebolla y después meterlo al refrigerador. Esto porque los vapores que libera la cebolla también son antioxidantes aunque evidentemente dejarán impregnado su particular sabor en tu aguacate.

Pero es bastante efectivo, sirve incluso para conservar aguacate cortado en cubos o rebanadas aunque posiblemente por el sabor a cebolla, lo mejor será prepararte un rico guacamole con lo que te sobró de tu última comida.

Finalmente está el mítico truco del aceite de oliva aunque no es tan recomendado ya que solo deja un extraño sabor y en realidad no protege al aguacate de los agentes del aire.

¡Haz la prueba y cuéntanos cómo te fue con estos trucos para conservar mejor tus aguacates!

error: Content is protected !!