Receta para preparar deliciosas crepas red-velvet este San Valentín

Si estás un poco cansada de seguir las mismas recetas de siempre para tus preparaciones, te tenemos una propuesta que no debes dejar pasar: Crepas red-velvet para San Valentín. Con este detalle no solo deleitarás el paladar de los más exigentes, también conquistarás a través de la vista porque tiene una apariencia completamente diferente a la fórmula de siempre.

Con esta preparación no tendrás que recurrir a la receta clásica, por lo que le pondrás un toque especial para celebrar el 14 de febrero al lado de tus seres queridos. Prepara tu mesa y pon manos a la obra para sorprender a todos en esta fecha.

Las crepas red-velvet para San Valentín se caracterizan por se completamente naturales, y de hecho se trata de una “mermelada” de frutos rojos la que le darán ese característica tonalidad al postre.

¿Cómo hacer la preparación de esta crepa en tono rojo?

Para este postre vas a necesitar 1 lata de 360 ml de leche evaporada, 1 huevo, media taza de harina de trigo, 2 cucharadas de aceite, 1 cucharada de cocoa, una cucharada de colorante vegetal líquido en tono rojo y mantequilla -puede ser el presentación en barra o en aerosol-.

Para la “mermelada” -que en realidad es una compota o una conserva dulce que se elabora hirviendo algunas frutas y agregándole azúcar- necesitarás 4 tazas de una variedad de frutos rojos: fresas, frambuesas, zarzamoras e incluso puedes agregar un poco de arándano. También una cucharada de vainilla y media taza de azúcar.

En el caso de la decoración de las crepas red-velvet para San Valentín la imaginación es el límite; puedes agregar flores comestibles, gomitas en forma de corazón, un cortagalletas de corazón o cupido que podrás cubrir con azúcar glass para darle la figura y decorarlo. Y claro, lo que no puede faltar, el chocolate líquido y la crema batida.

Paso a paso, elaborando este delicioso postre de 14 de febrero

  1. Vierte los ingredientes de la mezcla para preparar la masa de las crepas en la licuadora; debes conseguir una pasta de textura lisa sin grumos.
  2. Posteriormente, en un sartén a fuego medio aplica un poco de mantequilla en la superficie, deja calentar unos segundos. Posteriormente, vierte la mezcla que preparaste.
  3. Mueve de manera uniforme, una vez cocida la masa voltea la “tortilla” de la cepa con una pala de madera.
  4. Paralelo a esto podrías poner una olla de pequeña en donde pongas el mix de frutos rojos para crear la mermelada.
  5. Para emplatar puedes recurrir a la figura clásica de los triángulos o enrollar como “tacos”; sobre ellas agrega la mermelada y decora a tu gusto.
error: Content is protected !!