21 usos asombrosos del peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno o H 2 O 2 es un desinfectante totalmente natural eficaz hecho solo de agua y oxígeno. También es uno de los antisépticos domésticos más comunes. Aunque la mayoría de la gente lo usa para desinfectar pequeñas heridas o para blanquear artículos delicados, el peróxido de hidrógeno tiene una amplia gama de otros usos en la casa. Siga leyendo y descubra cómo puede utilizar de manera eficiente este increíble producto en su hogar.

  1. Desinfectar cortes menores

Aplique un poco de peróxido de hidrógeno en un corte para limpiarlo y prevenir infecciones.

  1. Agrega reflejos a tu cabello

Puede rociar un poco de peróxido de hidrógeno sobre el cabello húmedo y dejarlo durante 10 a 15 minutos antes de lavarlo para obtener un aspecto clásico de «decoloración por el sol».

  1. Hacer pasta de dientes blanqueadora

Haga la mejor pasta blanqueadora de dientes mezclando un poco de bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno y utilícela todos los días para quitar las manchas de los dientes.

  1. Úselo como enjuague bucal antiséptico.

Enjuague una taza de peróxido de hidrógeno para enjuagarse la boca, blanquear los dientes y matar las bacterias que causan el mal aliento.

  1. Desinfecta tus cepillos de dientes

Como el baño es un reino de gérmenes, sumerja sus cepillos de dientes en un poco de peróxido de hidrógeno para destruir las bacterias estafilococos y otros gérmenes que a menudo se encuentran allí.

  1. Blanquea tus uñas

Naturalmente, puede blanquear sus uñas con peróxido de hidrógeno sumergiendo las yemas de los dedos de las manos y los pies en él.

  1. Eliminar el acné

Deshágase del acné y aclare su cutis enjuagando su rostro con peróxido de hidrógeno. Desinfectará eficazmente su rostro y matará todas las bacterias que causan el acné.

  1. Suavizar callos y callosidades

Remoje los pies con cantidades iguales de peróxido de hidrógeno y agua tibia para ablandar los callos y callosidades de forma natural.

  1. Cera limpia para los oídos

Aplique unas gotas de peróxido de hidrógeno en sus oídos y déjelo actuar durante uno o dos minutos. Luego agregue un par de gotas de aceite de oliva. Déjelo por otro minuto antes de drenar el líquido de sus oídos.

  1. Aliviar las infecciones de oído

Alivie los síntomas de las infecciones de oído colocando de 6 a 8 gotas de peróxido de hidrógeno en cada oído.

  1. Tratar hongos en los pies

Evite el crecimiento de hongos combinando partes iguales de peróxido de hidrógeno y agua y aplicándolo sobre la piel infectada cada noche. Asegúrese de usar una botella con atomizador de color oscuro, ya que la exposición a la luz debilitará el peróxido de hidrógeno.

  1. Azulejos limpios

Limpie los azulejos de la cocina o del baño rociando peróxido de hidrógeno directamente sobre las superficies de los azulejos. Déjelo actuar durante varios minutos y luego frótelo para limpiarlo.

  1. Inodoros limpios

Desinfecte la taza del inodoro vertiendo aproximadamente media taza de peróxido de hidrógeno en ella. Déjalo actuar durante al menos media hora antes de enjuagarlo.

  1. Control de moho y hongos

Evite el crecimiento y la decoloración de hongos rociando un poco de peróxido de hidrógeno en las áreas con moho y hongos.

  1. Superficies de vidrio limpias

Limpie los espejos sucios de la suciedad y la mugre rociando un poco de peróxido de hidrógeno directamente sobre la superficie del vidrio. Límpielo con un paño limpio que no suelte pelusa.

  1. Desinfectar las encimeras

Limpia y desinfecta las encimeras de tu cocina y baño con peróxido de hidrógeno.

  1. Desinfectar las tablas de cortar

Los gérmenes y bacterias de la carne cruda y otros alimentos a menudo ingresan a la superficie del tablero. Desinfecte estos rociando peróxido de hidrógeno en tablas de cortar.

  1. Lavar frutas y verduras.

Elimine la suciedad, la cera y otros contaminantes de frutas y verduras rociándolos con peróxido de hidrógeno. Déjalo actuar uno o dos minutos antes de lavarlos con agua limpia.

  1. Limpia tu frigorífico

Para quitar las manchas de comida y desinfectar, rocíe el interior de su refrigerador con un poco de peróxido de hidrógeno y déjelo actuar durante unos minutos. Límpielo con un paño.

  1. Blanquear la ropa

Puedes revitalizar fácilmente los blancos sucios o amarillentos remojándolos durante 15-30 minutos en agua a la que previamente hayas agregado una taza de peróxido de hidrógeno.

  1. Eliminar manchas orgánicas

El café, el vino, la sangre, el sudor y otras manchas se pueden quitar fácilmente mezclando peróxido de hidrógeno y detergente para platos en una proporción de 2: 1. Aplicar la mezcla sobre la mancha y dejar actuar varios minutos. Tenga cuidado al utilizar este método, ya que el peróxido de hidrógeno puede blanquear las telas más oscuras.

error: Content is protected !!