Cheesecake con gelatina de fresa: Receta fácil y sin horno

Buscas un postre rico y fácil de hacer? Necesitas intentar esta receta de cheesecake con gelatina de fresa; le fascinará a tu familia, no gastarás demasiado, es rápido de hacer y lo mejor… ¡sin usar el horno!

El resultado será un postre cero empalagoso y muy fresco, gracias a que cuenta con trocitos de fresa natural.

Ingredientes:

  • 1 paquete y medio de galletas maría
  • 100 grs. de mantequilla derretida
  • Agua fría
  • 2 cucharadas de azúcar para la primera parte y para la segunda otros 200 gr.
  • 500 grs. de queso crema
  • 500 grs. de crema de leche para montar
  • 25 grs. de gelatina natural (sin sabor ni color)
  • 250 grs. de fresas
  • 1 sobre de gelatina con sabor a fresa
  • 200 ml. de agua caliente

Receta de cheesecake con gelatina de fresa:

  1. Lo primero que debes hacer es preparar la base para tu pay de queso sin horno. Para ello debes triturar las galletas, mezclarlas con la mantequilla y el agua hasta formar una pasta y distribuirla bien aplanadita en el molde.
  2. Después, sigue el relleno del cheesecake, la cual se divide en dos partes. El primer paso es mezclar el queso crema con la nata o crema de leche para montar y los 200 gramos de azúcar.
  3. Luego calienta esa mezcla un poco hasta que esté tibia; puedes hacerlo en el microondas o en una olla.
  4. Ahora pon la gelatina natural con 60 mililitros de agua fría para que se hidrate unos 10 minutos y una vez transcurrido ese tiempo, caliéntala en el microondas por unos cuantos segundos hasta que se derrita.
  5. Finalmente, agrega la gelatina a la mezcla del queso que ya tenías preparada y colócala sobre la base de galleta. Deja reposar durante 2 horas en el refrigerador.
  6. Para el segundo paso de esta receta, debes disolver el sobre de gelatina de fresa en 200 mililitros de agua tibia y calienta en una olla hasta que se disuelva bien.
  7. Deja enfriar la mezcla un ratito hasta que esté a temperatura ambiente y vierte un poco sobre el cheesecake (una capa delgada). Decora con los trocitos de fresa, pueden ser a la mitad o en cuadritos, como lo prefieras.
  8. Vuelve a guardar en el refrigerador unos 15 minutos y ahora sí, cubre con el resto de la gelatina para tapar los pedacitos de fresa.
  9. Deja enfriar alrededor de 4 horas y listo, ya tienes tu delicioso cheesecake.
error: Content is protected !!