Brochetas de pastel con fresas ¡Fáciles, deliciosas y lucen divinas!

Cuando de postres se trata, el único límite es el cielo, en verdad existen cientos de formas de preparar gelatina, tarta, o pastel, que en esta ocasión te diremos cómo puedes hacerlo en forma de brochetas acompañado de unas ricas fresas. En verdad es súper fácil, su sabor es delicioso y lucen realmente hermosas.

Si te quieres convertir en la verdadera reina de tu próxima fiesta, comida o reunión familiar (ahora que se tranquilice todo esto del Covid), solo tienes que poner manos a la obra y aventurarte a preparar esta “innovadora” forma de hacer pastel. Te aseguramos que no te arrepentirás.

Lo mejor de todo es que puedes hacerlas del sabor que quieras. Nosotras te pasaremos la receta para un pastel de vainilla con fresas pero puedes preparar pastel de chocolate o del sabor que más te guste y añadir otro tipo de fruta como piña, duraznos en almíbar o uvas verdes, y si te quieres ver un poco más dulce, puedes añadir bombones o el ingrediente que tu quieras. Todo dependerá de tu imaginación.

A lo mucho te tomará de 30 a 40 minutos prepararlo así que sin mas que decir, toma nota y ¡manos a la obra!

Ingredientes

  • 2 cajas de fresas como las que venden en el supermercado
  • 1 caja de mezcla para pastel blanco
  • 3/4 de taza de yogurt griego sabor vainilla
  • 2 claras de huevo
  • 1 1/3 tazas de agua
  • 1 bolsa de chispas de chocolate blanco
  • Palillos para brochetas

Preparación

  1. Combina la mezcla de pastel blanco, el yogurt griego, las claras de huevo y el agua en un tazón.
  2. Mezcla bien hasta que todos los ingredientes queden integrados. Debe quedar suavecita.
  3. Vierta en un molde para hornear engrasado. De preferencia que sea cuadrado o rectangular.
  4. Hornea a 180º C de 20 a 25 minutos y haz la prueba del palillo. Este tiene que salir limpio para saber que la masa no está cruda (procura también que tu pastel no quede demasiado seco).
  5. Corta los tallos de las fresas y córtalas a la mitad si es necesario para crear tamaños medianos y los más simétricos posible.
  6. Corta el pastel en cubos de aproximadamente 5 cm cada uno.
  7. Toma los palillos para brochetas y alterna una fresa y un cubito de pastel. Lo ideal sería poner de tres a cuatro de cada uno por palillo pero depende de ti.
  8. En un recipiente de vidrio, derrite las chispas de chocolate blanco en el microondas en lapsos de 30 segundos por 2 minutos.
  9. Una vez que esté bien derretido, ponlo en una bolsita de plástico y corta la punta de la esquina.
  10. Rocía las brochetas con el chocolate blanco y llévalas al refrigerador.
  11. Retíralas una vez que el chocolate se haya endurecido.
  12. Puedes encajar las brochetas en una base de unicel y decorarla para presentarlas.
error: Content is protected !!