8 usos alternativos del café que seguramente no conocías

El café molido tiene interesantes aplicaciones en el hogar y la belleza que pocas conocemos, por lo que el día de hoy te enseñaremos a utilizar este delicioso ingrediente tanto en tu hogar como en tus tratamientos de belleza ¡Te invitamos a conocerlas!

El café es una de las bebidas que más se consumen en todo el mundo y, de hecho, en varias oportunidades se ha asegurado que es la que más se ingiere después del agua.

Mientras que algunos aún piensan que su consumo puede ser perjudicial para la salud, otros han demostrado que es un alimento de alto valor nutricional.

En cualquier caso, más allá de ser un alimento energético y con múltiples propiedades para la salud, cuenta con algunos usos alternativos que nos pueden resultar interesantes.

¿Te interesa conocerlos?

Usos alternativos del café que seguramente no conocías

1. Rellenar orificios en la madera

Los pequeños orificios que se le forman a los muebles de madera se pueden disimular con los restos de café que quedan en el colador tras preparar la bebida.

Combínalos con un poco de agua, haz una pasta gruesa y aplícala sobre las áreas deseadas.

Si el tono del mueble es rojizo, agrégale al café un poco de yodo, mezcla y procede a usarlo.

2. Elimina las marcas de los muebles

Diluye un poco de café en agua y frótalo sobre esos pequeños rayones que poco a poco se le van formando a tus muebles favoritos.

3. Neutraliza malos olores

Usa granos de café secos para neutralizar esos olores desagradables que suelen concentrarse en el refrigerador, los armarios y otros espacios cerrados.

4. Limpia el desagüe

Ante esos molestos olores que suben a través de las cañerías, nada mejor que un poco de café molido diluido en agua.

Pon a hervir cinco tazas de agua, agrégale media taza de desechos de café, espera a que repose y pásalo por un colador para rociar los desagües.

5. Combate la celulitis

Está comprobado que los compuestos activos de este prodigioso alimento tienen la capacidad de estimular la circulación y los líquidos para combatir la celulitis.

La cafeína rompe las células grasas que se depositan en la piel y, al mismo tiempo, favorece la desinflamación de los tejidos.

Combina los restos de café con un poco de aceite de coco u oliva y frótalo sobre las áreas problemáticas.

6. Exfoliante natural

En lugar de gastar grandes sumas de dinero en costosos exfoliantes comerciales, aprovecha los posos de café para hacer uno casero y saludable.

Su textura facilita la eliminación de las células muertas, suaviza el cutis y deja un aspecto renovado y joven.

error: Content is protected !!