Este gel es el terror de los dermatólogos; por que quita las arrugas, ojeras, manchas y reafirma el rostro

El aloe vera es una planta suculenta que se ha utilizad durante tiempo remotos para fines medicinales, principalmente como tópico para quemaduras, heridas y otras afecciones de la piel, de acuerdo con varios expertos.

La hoja fresca es la mejor fuente del gel de aloe vera puro que se usa en la piel. Puesto a que las industria que incluyen el aloe vera como ingrediente, usan conservantes u otros procedimientos para mantener el gel de aloe vera fresco.

Pero el aloe vera en si mismo puede conservarse en casa y usarse siempre que la ocasión lo requiera.

Razones para tener aloe vera congelado siempre en casa

De acuerdo con las investigaciones medicas realizadas, los beneficios para la salud del aloe vera incluyen aliviar el dolor de la artritis, acelerar el proceso de saneamiento de heridas, corregir problemas menstruales, mejorar la dermatitis, mantener una piel joven por más tiempo y fortalecer el sistema inmunológico.

Otros excelentes motivos para tener aloe vera siempre al alcance es que ayudan a controlar las náuseas, sanan las ulceras,  ayuda a controlar el azúcar en la sangre, controla los niveles de colesterol, reduce el estrés oxidativo, inhibe el crecimiento canceroso, alivia los síntomas secundarios de los tratamientos de radioterapia, promueve el crecimiento del cabello y alivia los síntomas del reflujo acido y lleva varios siglos utilizándose como calmante natural para el dolor relacionados con inflamaciones.

Bien, ahora que ya conoce algunos de los beneficios del aloe vera para la salid, pasemos a mostrarle como conservarlo para que pueda utilizarlo cuando la ocasión requiera algún medicamento curativo en el cual el aloe vera encaje a la perfección.

Instrucciones a seguir para congelar el aloe vera

Congelar las hojas: Corte una penca de aloe vera fresca y con la ayuda de un cuchillo con mucha delicadeza pelela para que pueda extraer todo el cristal de aloe vera. Una vez haya extraído toda la pulpa, colóquela en bolsas herméticas Zinploc y guárdela en el congelador. De este modo el aloe vera se mantendrá congelado durante un tiempo indefinido. Nota: no se debe calentar para descongelarlo. En cambio, deja que repose a temperatura ambiente durante un par de horas.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x